Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

REVIEW. ‘Fire Emblem: Three Houses’: Un juego que va más allá de las batallas

¿Es razón suficiente para comprar un Nintendo Switch? Te lo decimos

Los juegos de batallas por turnos no son para todos los gustos y aún en ese entendido los veteranos de Fire Emblem verán en Three Houses una particularidad: este es un título hecho para ganar nuevos adeptos, en virtud de cambios a lo ya conocido y de dinámicas que no se habían visto antes.

De todos modos, si nunca has jugado un Fire Emblem pero te gusta la cultura y toda la onda japonesa del manga y el anime, es muy probable que Three Houses te termine encantando. Veamos por qué.

Comenzaré hablando de su estilo, ya que a todo amante de la animación japonesa, como lo soy yo, Three Houses lo tendrá en la orilla del sillón, disfrutando de las peleas que están a la altura de cualquier buen shonen, de ese estilo de personajes tan japonés y de esa forma de presentar historias tan profundas, tan absurdas y tan complejas.

Al inicio se debe elegir entre jugar modo novato o modo clásico y debes saber que en este último si se te muere un soldado o una waifu en una batalla nunca regresará -estará vivo paseando por el reino, pero no volverá a pelear a tu lado.

Por otro lado, una gran ventaja de Fire Emblem: Three Houses es que se le puede jugar sin haber jugado ninguna otra entrada pasada de la franquicia. Desde el inicio hay bombardeo de tutoriales, a veces molestos, pero siempre bienvenidos para actualizar el conocimiento.

Llegará el momento en que debas elegir en qué casa de las tres que defienden el reino te quedarás. Están los Leones Azules, las Águilas Negras y los Ciervos Dorados, y hablo de una decisión tan importante como elegir a tu Pokémon inicial.

Mi consejo es que elijas de acuerdo a tu modo de pelea, ya sea que te guste usar magia, atacar a distancia con arco y flecha o ensuciarte las manos con ataque cuerpo a cuerpo.

Después de elegir la casa de tu agrado, te presentarán a tus alumnos, pues tu personaje fungirá como un maestro en la facción del reino que elegiste, y hasta aquí dejo la historia, porque no quiero dar spoilers.

El trabajo de maestro es muy importante, pues todas las decisiones y comentarios que hagas van a influir en cada uno de los alumnos y demás personajes importantes de todo Fódlan.

Dependiendo del estado de ánimo y de la empatía entre tú y tus alumnos, el avance será más rápido y se incrementarán las habilidades en disciplinas que no son de su rama, y, si esto lo haces bien, podrás incluso cambiar su clase a través de exámenes que solo pasarán si están atentos a la clase y contentos con su maestro.

Llevarte bien con tus alumnos y tenerlos felices no solo les ayudará a sacar buenas notas, pues en el campo de batalla también se recompensa, ya que tú decides a qué alumnos llevar a cada conflicto. Entre ellos se pueden dar ánimo si es que se llevan bien y será más fácil acabar con los enemigos.

A estas alturas te estarás preguntando, ¿qué pasa si me interesan las habilidades de otro alumno que no está en mi clase? Bueno, pues independientemente de la casa que hayas elegido y de los alumnos que te hayan tocado, puedes robar o pedir la ayuda de otros alumnos, y es por eso que es importante generar empatía no solo con los tuyos.

Habla con ellos, dales un buen regalo, invítalos a comer y a tomar el té, asesóralos en combate y crece los atributos en los que ellos están interesados para poder reclutarlos sin que te rechacen inventando algún pretexto.

Como maestro tú decides cómo usar tus horarios y qué hacer en cada fecha, lo cual se maneja por medio de un calendario que te va marcando cada día de la semana.

Puedes elegir entre hacer exámenes de aptitudes, ir a la zona de comercio para comprar armas o ítems para ti o tus soldados, descansar, realizar batallas, ofrecer a tus alumnos seminarios impartidos por otros profesores y por último, una de las opciones más divertidas, explorar.

Explorar es primordial para avanzar en el juego, ya que solo así podrás relacionarte con los demás personajes. En otras palabras, tendrás que hablar, hablar y hablar, hacer misiones principales y secundarias, tomar peticiones, ir al invernadero a cosechar algunas florecitas o ir al lago a pescar un rico pescadito.

Three Houses no se aleja de las raíces de Fire Emblem, pero incorpora nuevas mecánicas que se disfrutan mucho, y es por eso que me enfoqué en ellas.

Fire Emblem: Three Houses es un juego que tiene un poco de todo y estoy seguro de que cualquiera lo puede disfrutar, desde los jugadores que gustan de las espadas y la sangre, hasta los que disfrutan cosechar lechugas en su granja.

Calificación: 9.5/10
Fire Emblem: Three Houses
Año: 2019
Plataforma: Nintendo Switch
Desarrollador: Intelligent Systems y Koei Tecmo
Publisher: Nintendo