Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

NINA FREEMAN

Cibele es un juego desarrollado por Nina Freeman que en corto, explora personajes jóvenes que aún no tienen un poder real sobre las situaciones sexuales o los sentimientos a los que se enfrentan. Cibele es muy personal ya que el título es una especie de versión digital de la computadora de Freeman y la protagonista está basada en la propia desarrolladora cuando a penas cumplía la mayoría de edad. El título aún no ha sido lanzado, pero estará disponible en algún punto de 2015.

La introducción a la historia y lo primero con lo que se encuentra el jugador al abrir el sitio de Cibele, es la siguiente frase: “Antes jugaba este juego en línea. Conocí a un chico ahí – nos enamoramos y tuvimos sexo. Y luego, antes de que me diera cuenta, él había desaparecido.” Ya desde ahí se nota el tono inocente y a la vez turbio del juego. Lo que hay que hacer al inicio es explorar el desktop de esta protagonista adolescente y luego, comenzar a jugar un MMO en el que hablas con un joven. Un juego dentro de un juego. Y ese juego se parece mucho a Final Fantasy Online.

CIBELE

Mientras los dos personajes platican, la conversación se convierte en coqueteos torpes típicos de adolescentes en Internet. De ahí la relación se vuelve algo sexual y tan rápido como inicia, termina. Con diálogos tomados de las propias conversaciones de Freeman, Cibele tiene un toque muy íntimo que justo por ser así, lo convierte en algo muy fresco dentro de la industria.

Una frase del artículo que escribió Ben Kuchera de Polygon sobre el juego describe a la perfección por qué es relevante Cibele. “Es raro ver que el sexo se trate de una forma tan madura en el mundo del gaming, pero que una desarrolladora use los videojuegos para explorar las ideas sobre sexualidad e intimidad que tenía cuando era más joven casi nunca se ha visto.” Y en esto tiene razón por varios motivos. La industria del gaming todavía es un escenario con una minoría de mujeres y además, la sexualidad en los videojuegos tiende a ser tratada de forma sintética: decorada, exagerada e idealizada.

Cibele tiene una excelente calidad como videojuego independiente y expone una propuesta distinta y autoconsciente en la que jugador y desarrollador tienen una relación que se vuelve mucho más personal. Muy al estilo de Curtain, este título es parte de una nueva y curiosa forma de experimentar con cosas que pasan en la vida real a través de un concepto/universo digital.

NINA FREEMAN

Referencia: NinaSays (Cibele)

Desde la Red…
Comentarios