Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

En el 2008, 2K Games, realizó una “jugosa promesa” que implicaba que los fanáticos de Bioshock podrían luchar contra Big Daddy desde su tableta o smartphone, ahora tras 6 años de espera, esto será una realidad. Lo que parecía una falsa y hasta cierto punto ridícula promesa, se ha convertido en una controversial realidad al mostrarse parte del gameplay de Bioshock corriendo desde dispositivos portátiles de Apple. Como es de esperarse, la noticia rápidamente ha sido atacada por los detractores y elogiada por los fanáticos mientras que los rumores y dudas sobre el precio y contenido adicional descargable está en el aire.

En fin, para todo aquél que lo ha jugado, sabrá lo largo y completo que es el juego y con esto en mente, es claro que los desarrolladores tuvieron que restarle algo para que pudiera correr fluidamente dentro de la tableta o smartphone, optando por reducir en cierta forma los atractivos gráficos que podemos gozar en las consolas o en la PC.

Dentro de la reducción gráfica podemos decirle adiós al hermoso efecto de la pantalla mojada, así como los diversos juegos con las sombras y neblina, y aunque los más meticulosos odiarán esta pérdida gráfica, es cierto que el juego continua siendo atractivo y que los desarrolladores aseguran que la fluidez es algo que se ha cuidado mucho.

En cuanto a los controles, el equipo de 2K ha mencionado que se ha puesto especial énfasis en hacer los controles lo mas intuitivos posible, pero sabemos que no es cómodo jugar agarrando una tableta tapando parte de la pantalla con nuestros dedos, por lo que también aseguran que será compatible con controles inalámbricos que funcionen con la tableta de la manzana.

Y aunque no es un hecho, se puede esperar que este título sea compatible con iPad Air, iPad Mini 2, iPad pantalla retina, iPhone 5S, 5C y iPhone 5. No se sabe el precio y fecha de salida oficial, pero se estima que este disponible a finales de verano con un costo entre los 100 y 200 pesos.

Desde la Red…
Comentarios