Parece que el auge de las inteligencias artificiales sigue trayendo retos y problemas para sus usuarios, ahora tenemos el caso de que hay hackers utilizando ChatGPT y Bard para infectar las computadoras con un malware que podría dañar tus archivos.

Google anunció que ha interpuesto una demanda contra un grupo de ciber delincuentes, supuestamente con sede en Vietnam, quienes están instigando a los usuarios a descargar una supuesta versión ‘no publicada’ de Bard que, en realidad, es un programa con virus.  

En la demanda presentada hoy en California, la empresa afirma que estos individuos están creando perfiles en redes sociales y difundiendo anuncios para incentivar a los usuarios a «descargar» su servicio de inteligencia artificial generativa, Bard. Sin embargo, dicha descarga proporciona malware a las víctimas, el cual roba credenciales de redes sociales para ser utilizado por los estafadores.

¿Qué sabemos hasta ahora del nuevo virus de Bard?

De acuerdo con la compañía, ya tienen reconocidos a los autores del virus de la inteligencia artificial, Bard: «Los acusados son tres individuos cuyas identidades son desconocidas y afirman proporcionar, entre otras cosas, ‘la última versión’ de Google Bard para su descarga», señala la demanda.

«A pesar de pretender tener afiliación con Google, no tienen ninguna conexión con la empresa. Han utilizado marcas registradas de Google, como Google, Google AI y Bard, para atraer a incautos a descargar malware en sus dispositivos». La demanda detalla que los estafadores han empleado específicamente publicaciones patrocinadas en Facebook en un intento de distribuir el malware.

Lo más recomendable es evitar darle clic a estos anuncios y denunciarlos en la plataforma.

Similar a las estafas relacionadas con criptomonedas, la demanda resalta cómo el interés en una tecnología emergente puede ser aprovechado para perjudicar a personas que podrían no comprender completamente su funcionamiento. Por ejemplo, los estafadores sugieren que Bard es un servicio o una aplicación de pago que los usuarios necesitan descargar, cuando en realidad está disponible de forma gratuita en bard.google.com.

El blog de Google indica que la empresa ya ha presentado aproximadamente 300 solicitudes de eliminación relacionadas con estos estafadores, pero busca evitar que establezcan dominios maliciosos en el futuro y que se deshabiliten mediante registradores de dominios estadounidenses. «Las demandas son una herramienta eficaz para establecer un precedente legal, interrumpir las herramientas utilizadas por los estafadores y aumentar las consecuencias para los actores maliciosos», escribe Halimah DeLaine Prado, consejera general de Google, en la publicación del blog de la empresa.

Recuerda suscribirte a nuestro Newsletter para estar al tanto de más noticias relevantes para ti como esta sobre el nuevo virus de Bard, la inteligencia artificial de Google.