Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Horario_Verano

Que si cuando salimos de casa por las mañanas hace más frío, que si oscurece más temprano, que si amanece muy temprano… el Horario de Verano lleva ya 20 años de generar comentarios a favor y en contra y, a la fecha, los mexicanos no terminamos de ponernos de acuerdo sobre si es una buena o una mala medida.

Para dimensionar los éxitos o fracasos de una implementación tan grande como lo es adelantar una hora los relojes de todo un país con todo lo que esto significa, hay que revisar los números y compararlos con el impacto directo que se tiene en otras aspectos.

Como ejemplo, uno de los principales argumentos que se utilizan para defender al Horario de Verano es el hecho de que, al haber más luz natural durante el día, no es necesario tener las luces de los hogares encendidas, lo que, en teoría, debería de generar un ahorro a los ciudadanos en su consumo de luz; sin embargo, este supuesto ahorro ha sido casi imperceptible en los recibos de luz que los ciudadanos pagan.

Y es que durante el periodo que duró el Horario de Verano en 2015, de abril a octubre, los mexicanos tuvieron, en promedio, un ahorro de 50 pesos. Si se dividen estos 50 pesos entre los días que estuvo vigente esta adaptación en los horarios, da un ahorro de poco más de 20 centavos al día.

Según cifras dadas a conocer por el gerente de Evaluación Técnica-Económica de Proyectos del Fideicomiso para el Ahorro de Energía Eléctrica (Fide), David Cedillo Hernández, el Horario de Verano permitió durante 2015 un ahorro en el consumo de energía eléctrica de 1,046.47 gigawatts hora y una demanda evitada de 672 megawatts. Esta información traducida en pesos y centavos significa que el horario veraniego representó un ahorro en consumo de 1,470 millones de pesos en 2015.

Sí, este ahorro no es significativo en los bolsillos de los hogares mexicanos, pero ya la suma del ahorro total sí representa una cantidad considerable al alcanzar casi los 1.5 mil millones de pesos durante los 7 meses de duración.

Además de este ahorro económico, que si bien es importante pero no el principal factor por el que se implementó la medida, está el ahorro ecológico, ya que de abril a octubre de 2015 se dejaron de emitir más 466 mil toneladas de bióxido de carbono. Este es el verdadero ahorro importante.

Recuerda que este sábado en la noche deberás de adelantar una hora tu reloj antes de dormir, esto sólo en los relojes análogos, ya que la gran mayoría de los relojes digitales lo hacen de manera automática. En la mayor parte del territorio nacional, el Horario de Verano se inicia el domingo 3 de abril y termina el domingo 30 de octubre de 2016.

¿A ti qué te parece el Horario de Verano? ¿En qué aspectos de tu día a día ves las diferencias?

Desde la Red…
Comentarios