Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Los tiempos en los que decíamos “una imagen dice más que mil palabras” se han terminado. Probablemente ahora lo único que causa una imagen es confusión. Tras la muerte de Osama Bin Laden han aparecido fotos de su cadáver que además de ser grotescas son falsas. Associated Press ha tenido que desmentir la veracidad de las que han sido publicadas hasta ahora. 

Sin duda la ausencia de imágenes oficiales ha disparado la duda. En la Web se pueden encontrar suficientes argumentos para pensar que el asesinato del líder terrorista es una puesta en escena. A pesar de esto el gobierno de Estados Unidos ha precisado que las imágenes del cadáver que dejaron a disposición del mar, permanecerán como clasificadas.

El hecho de que algunas de las imagenes falsas o “photoshopeadas” hayan aparecido en televisión, sitios web y redes sociales, no es tan grave para el mundo de la informática como lo es cuando los estafadores en línea se están aprovechando de la situación para propagar virus.

Fred Ritchin, profesor de fotografía de la Universidad de Nueva York, resume el fenómeno con una declaración acertada. “No creo que la sociedad tolere más lo invisible,” declaró el profesor que además se dedica a escribir sobre el impacto de lo digital en la credibilidad de lo visual, “todo tiene que ser representado en imagen.” ¿Es por eso que los expertos de programas de edición se dedican a confeccionar montajes perfectos del cadáver de Osama?

Por respeto a quienes no quieren fotos de morbo en este blog, nos limitamos a poner el link de las imagenes que discutiremos. AP se ha negado a publicar fotos en su nota para negar la autenticidad de cualquiera de ellas.

La imagen que más ha circulado en la Web es la de un supuesto cadáver de Osama cuya cara está sangrienta y su boca muestra una mueca de dolor. En ella el cuerpo parece haber perdido un ojo, la Casa Blanca reportó que Osama recibió un disparo arriba del ojo izquierdo. Reuters más tarde comprobó que la parte inferior de la cara pertenecía a una foto de una conferencia de prensa que Osama dio en 1998, la parte superior pertenece a la foto de otro difunto.

Otra imagen que ha despertado carcajadas en la Web (por su referencia fílmica), es la del cuerpo del terrorista recostado sobre el piso, con el hombro de un soldado estadounidense asomándose por el marco. El detalle distintivo es la bandera de Estados Unidos en la manga del militar. La imagen publicada en Liveleak.com fue después desmentida por el mismo sitio, ya que es un montaje en una escena de la película La Caída Del Halcón Negro.

Santiago Lyon, director de fotografía en Associated Press, explicó que los editores de imagenes pueden reconocer una falsificación fijándose en los pequeños cambios de color, el contraste o las fuentes de luz. Cualquier anomalía delata a la imagen, pero para aquellas que parecen ser casi perfectas, AP cuenta con acceso a un software que analiza la imagen a nivel de pixel. Esta agencia de noticias ha tenido que retirar seis fotos de medios masivos: una en la televisión de Pakistán, tres en la de Afganistán y dos de un periódico de Bulgaria.

Como ya habíamos dicho, el problema va más allá de la veracidad periodística. Algunos links en Facebook presumen de tener la imagen del cadáver del líder de Al Qaeda para después dirigir a los curiosos a un sitio con malware y virus. Tomen sus precauciones.

Por otra parte estas imagenes han provocado el surgimiento de páginas en Facebook como “Osama Bin Laden NOT DEAD,” la cual juntó el día de hoy a más de 1,300 fans. En este sitio algunos argumentan que el mismo gobierno liberó las imagenes falsas con la finalidad de encubrir una fabricación que le ha ganado al Presidente Barack Obama la aprobación de los votantes.

¿A ti te interesa ver una imagen del cuerpo de Bin Laden? ¿Crees que las imágenes hayan perdido la legitimidad que solían tener en nuestra sociedad antes de poder fabricarlas con tanta maestría, como lo considera el Profesor Ritchin?

Fuente: Yahoo! News, AP

 

Desde la Red…
Comentarios