Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Cuando no había Windows, todos trabajábamos en MS-DOS. Las herramientas de ese entonces no necesitaban (ni tenían) ratón o dispositivos para manipular gráficas en las pantallas como ahora se hace comúnmente en Windows.

Sin embargo, Turbo Pascal, junto con Turbo C probablemente, dio paso a una serie de compiladores muy eficientes que además trabajaban “a velocidad de rayo”. Más aún, Borland tenía la filosofía de entregar desde ese entonces mucho código fuente y evidentemente eso hizo que la comunidad de programadores lo usara como una de sus herramientas favoritas.

Con el tiempo, y con la salida de Windows, Turbo Pascal y Turbo C tuvieron que acoplarse a la nueva tecnología de las interfaces gráficas y así salió Delphi, el cual era básicamente Turbo Pascal para Windows, pero con el tiempo la herramienta creció notablemente para convertirse en todo un ambiente de programación RAD (Rapid Application Development), el cual hoy en día tiene una serie de componentes por omisión, además de que permite crear componentes propios, DLLs o incluso, usar componentes de terceros.

Por años la comunidad de Delphi fue haciendo cada vez más grande y muchos programadores compartieron código (y lo siguen haciendo). Un sitio para ello es Torry, el cual tiene una enorme colección de componentes para todas las necesidades.

Sin embargo, hubo decisiones de negocios extrañas. Por ejemplo, Borland, siendo una empresa que estaba en los cuernos de la Luna y que tenía mucho éxito, decidió cambiar el nombre a Imprise. Separaron sus tecnologías de software. Regresaron a otros fabricantes compiladores como Turbo Prolog y Turbo Basic y decidieron quedarse con C y Pascal. Compraron DBase en algún momento e incluso trabajaron sobre manejadores de bases de datos.

Las cosas no iban mal pero de pronto decidieron separar sus compiladores de su área de bases de datos y nació CodeGear. Y no sé si fueron estos cambios que hicieron que la comunidad empezara a pensar que algo no iba bien. Poco después vendieron por unos 14 millones de dólares (poco para las cifras que hoy en día se manejan cuando se compran o venden empresas), a CodeGear y Embarcadero, una compañía con sede en San Francisco, se hizo de los populares y estupendos compiladores de lo que fuera alguna vez Borland.

Y Embarcadero, en los siguientes años sin duda hizo un gran trabajo con Delphi y le añadió soporte para Android, iOS y Mac OS X. Todas estas funciones nuevas permiten pensar en que con Delphi se puede programar prácticamente para cualquier plataforma usando el mismo código. El problema es que esto cuesta dinero y los compiladores de Embarcadero son ahora más costosos porque entiendo, tienen una tecnología más sofisticada, soporta los dispositivos móviles y hasta aplicaciones para la Mac. Pero la cuestión de precio siempre es un punto delicado.

No obstante esto, ahora Embarcadero ha decidido sacar de forma gratuita una versión para descargar de Delphi, se trata de la versión Berlín 10.1 y cabe decir que solamente permite hacer aplicaciones para Windows. La versión -llamada “starter”- contiene un editor integrado (IDE), con su respectivo depurador, un diseñador visual de ventanas (que sincroniza el código con la parte visual del mismo), cientos de componentes visuales aunque una licencia comercial limitada. No se incluyen los componentes de bases de datos, a todo esto.

A pesar de las limitaciones, esta versión puede ayudar a los que empiezan a programar a decidirse por Delphi, que es un lenguaje que en muchos sentidos no le pide nada a C y es de propósito general. Pascal, que es realmente Delphi, es un lenguaje diseñado originalmente por Niklaus Wirth y que se diseñó para enseñar la disciplina de programación. Por ello mismo, es una buena elección como un primer lenguaje de programación con todas las características deseables para generar nuevos programadores que sepan desarrollar con atención y disciplina las más variadas aplicaciones.

Si a usted le interesa aprender a programar, no sería mala idea que descargue esta versión gratuita, que en términos generales, le será muy útil. Pero apúrese, porque Embarcadero bien podría cerrar la oferta en el momento menos pensado. Este es el enlace para descargar el Delphi 10.1 versión Berlín.

Desde la Red…
Comentarios