La startup Aereo contra los gigantes de la radiodifusión

Esta es una historia más de David contra Goliat. Se trata de Aereo, una pequeña compañía de Nueva York catalogada como startup, que con su innovador servicio de grabación digital de señales abiertas de televisión ha puesto en jaque a los gigantes de la radiodifusión en Estados Unidos. Empresas como ABC, CBS, NBC y FOX, se han unido para demandar a Aereo en múltiples ocasiones con una marca perdedora en la Suprema Corte de Justicia de Estados Unidos.

El servicio de Aereo es simple. Por medio de una antena en la nube y la tecnología de grabación de video digital (DVR) permiten ver al consumidor la señal de televisión abierta en alta definición (HD), ya sea en vivo o grabada, en cualquier dispositivo conectado a internet como smartphones, tabletas, computadoras y televisores inteligentes.

Desde su lanzamiento en febrero de 2012, esta startup ha sido demandada constantemente por presuntamente robar su programación e infringir los derechos de autor. En contraparte, Aereo argumenta que su servicio no es distinto a ofrecer la programación a los usuarios que le alquilan una antena. Aún más, el servicio de grabación tampoco es muy diferente a vender una grabadora digital (DVR) que se puede comprar en cualquier tienda especializada en tecnología.

En el caso más reciente, el juez del distrito de Boston, Nathaniel Gorton, dio la razón a Aereo en el sentido de que el demandante “no ha demostrado una probabilidad suficiente de éxito en cuanto al fondo ni al daño irreparable necesario y, por lo tanto, no tiene derecho a ese recurso ‘extraordinario y radical’”. Una posible interpretación del servicio de Aereo es que provee la antena para la exhibición privada de un contenido radiodifundido públicamente por el aire. Esto es un razonamiento similar a la justificación de la política must-carry, la cual obliga a las cadenas de televisión abierta a ofrecer sus contenidos de manera gratuita y no discriminatoria a los operadores de televisión restringida. Al final del día, los concesionarios de televisión abierta ganan mientras mayor sea su audiencia dentro del área de cobertura de su concesión.

Este caso de innovación disruptiva en un modelo de negocio tradicional nos deja varias lecciones para los mercados latinoamericanos. Primero, el éxito de Aereo se debe a que existe una demanda por los internautas de consumir televisión abierta en la nube y desde cualquier dispositivo. Además, se revelan los incentivos de los concesionarios por mantener el statu quo de sus servicios y su lenta respuesta a los cambios tecnológicos. Por último, se observa un rebalanceo del poder hacia el televidente quien decide qué, cuándo, dónde y cómo consumir contenidos televisivos.

Para terminar retomo algo que he escrito anteriormente. En mi opinión, los contenidos exclusivos de alta calidad deberían ser transmitidos por sistemas de paga, en tiendas digitales, e incluso en pago por evento, y mejor utilizar el espectro radioeléctrico disponible de la televisión para la difusión de programas de interés público que pueden incluir, por supuesto, al entretenimiento.

Fuente consultada: Aereo (en inglés)

Participa en nuestra encuesta:
Enlaces Patrocinados
Comentarios