Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Televisa

Pues ya es oficial lo que venía sonando desde hace varias semanas en algunos medios, redes sociales y pasillos de periódicos y televisoras: Denise Maerker sustituye a Joaquín López-Dóriga en el noticiario nocturno del Canal 2 de la televisión de México.

A pesar de que los Millennials se cansan de presumir que “ya no ven televisión”, lo cierto es que ese espacio sigue siendo el más importante de los medios en el País, ya que lo que se diga o suceda ahí influye directamente en gran parte de la agenda informativa, política y social de México.

En todo el mundo, el noticiario nocturno es el espacio que le da credibilidad y poder a los canales de televisión, basta con ver ejemplos como CNN o BBC que tienen en ese horario a sus conductores más influyentes.

En México, el próximo 22 de agosto, ese espacio sufrirá apenas su cuarta transformación en 45 años, ya que, desde septiembre de 1971, sólo han estado en ese lugar cuatro conductores: Jacobo Zabludovsky, Guillermo Ortega, Joaquín López-Dóriga y ahora Denise Maerker.

Así que no cualquiera puede ocupar esa silla, o al menos tomar la decisión de quién la ocupará no puede tomarse a la ligera.

Maerker es una periodista con años de experiencia en televisión, que empezaron a finales de los 90 en el extinto proyecto de Canal 40 (que no es el actual de TV Azteca), pero a esos años le anteceden varios en la academia, cuando trabajó como profesora e investigadora del CIDE entre 1995 y 2000. Actualmente, también tiene un noticiario de lunes a viernes en Radio Fórmula, donde cada día invita a diferentes periodistas para compartir micrófonos en la conducción.

Desde hace varios años, Denise tiene un par de espacios de reportajes de investigación en el Canal de las Estrellas, donde ha tratado a fondo temas como Ayotzinapa o los feminicidios del Estado de México. Ella, quizá junto con Brozo, es la periodista que ha tenido mayor libertad editorial en Televisa, aunque con poco impacto en rating y en redes sociales.

La llegada de Denise al espacio nocturno de Televisa también se presenta ante el inicio de transmisiones de la nueva cadena de televisión abierta, propiedad de Grupo Imagen, cuyo conductor de su espacio nocturno será Ciro Gómez Leyva.

Denise y Ciro hicieron mancuerna en Canal 40 finales de los 90, cuando causaron sorpresa al tratar por primera vez, libremente y sin censura (bueno, sí, alguna, especialmente de patrocinadores y no tanto de Gobierno), temas como el asesinato de Luis Donaldo Colosio o las acusaciones de pederastia en la iglesia católica de México.

A su vez, ambos periodistas participaron, junto con otros personajes como Carlos Marín o Carlos Loret de Mola, en un programa de debate de Televisa llamado “Tercer Grado”, en donde se les solía acusar de oficialistas y otras linduras; sin embargo, la que mejor salía librada de esas críticas, era precisamente Denise, quien también goza de buena reputación en el ambiente periodístico.

Otro contexto interesante en el que llegan estos cambios es la cercanía del proceso electoral de 2018 en México, en donde incluso se podría prever un escenario en donde llegara a la Presidencia un personaje como Andrés Manuel López Obrador, por lo que una modificación a la línea editorial de Televisa podría ser útil para no enfrentar de golpe a uno de sus mayores críticos.

“Las audiencias han modificado su manera de informarse y exigen productos y formas de recibir y analizar las noticias. Hoy, los ciudadanos de varias generaciones demandan más compromiso, apertura y transparencia de sus medios de comunicación”, apunta Televisa en el boletín donde da a conocer estos cambios, por lo que también intenta transmitir una imagen más actual, al menos en sus espacio informativos.

Sobre el nuevo espacio de Denise, parece que Televisa dejará atrás el formato tradicional, que en 2016 cumple 45 años, y apostará a un cambio radical… o eso promete: “Denise Maerker conducirá el noticiero en el horario estelar del Canal 2, con una propuesta orientada a dar mayor profundidad a la noticia, incorporando los reportajes de investigación, agudos y críticos que desde 2005 han distinguido a Punto de Partida, el programa que ha dirigido y conducido con gran éxito durante 11 años”.

Hace unas semanas platiqué con Antonio Sola, estratega político y consultor especializado en temas electorales y me decía que los medios tradicionales siguen teniendo el peso más importante en las decisiones de voto en las sociedades: “Que quede claro: las redes sociales son un lugar donde los usuarios se van a informar, a jugar con sus amigos, a poner fotos y a opinar de política, pero todavía no deciden el voto. (…) Los medios tradicionales, como radio, televisión y prensa escrita, todavía tienen más potencia y jugarán un papel más importante en la elección de 2018 que las redes sociales”.

Así que, contrario a lo que muchos piensan, parece que la televisión está entendiendo perfectamente la coyuntura que vive y se está adaptando, aunque sea de última hora, a las nuevas necesidades. Ahora hay que esperar a ver si le resulta exitosa esta jugada.

Los otros cambios

Hoy, televisa también anunció que Carlos Loret de Mola se queda en un nuevo formato de noticiario matutino y que Lolita Ayala deja su noticiero de la tarde para ser sustituida por Karla Ibera Sánchez (gran reportera egresada de la FES Acatlán que ahora conduce uno de los espacios de Foro TV y el noticiero matutino de W Radio).

Asimismo, Paola Rojas conducirá un programa matutino de revista, Brozo se va de Foro TV y tendrá un programa semanal en el Canal 2; además, Adela Micha seguirá en su programa de entrevistas dos veces por semana y Julio Patán (periodista cultural con una importante trayectoria en Canal 22 y recientemente en Televisa) conducirá un noticiero en Foro TV.

Y como remate, Televisa anuncia en su boletín que retomará las telenovelas históricas, y la primera será sobre los acontecimientos del 68 (nunca mencionan a Chabelo, así que él podría ser un buen candidato para hacer las telenovelas históricas).

Ojo, no es la primera vez que Televisa trata el tema del 68 en momentos en los que necesita credibilidad, ya que hizo lo mismo en 1998, cuando presentó imágenes y testimonios que durante 30 años habían permanecido inéditos en la TV mexicana. En ese entonces, lo hizo bastante bien con memorables programas de Jacobo Zabludovsky, Enrique Rocha, Enrique Krauze y el mismo López Dóriga.

Pues así es como este verano la televisora más grande de América Latina se transformará para enfrentar los nuevos tiempos, estrenando también lo que promete ser un nuevo y tecnológico centro de noticias en sus instalaciones de Chapultepec 18.

Por ahora, no se sabe mucho de cómo se verán en pantalla estos cambios, pero valdrá la pena verlos cuando lleguen y descubrir si de verdad la televisión mexicana está lista para los nuevos tiempos o dará su último suspiro.

Así de simple.

Imagen y referencia: Televisa

Desde la Red…
Comentarios