Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

El cubo de Rubik es para muchos un recuerdo frustrante de la infancia, para otros, un reto a superar. Para Erik Demaine del MIT y su equipo, representa sólo el primer nivel. Este individuo dice haber encontrado el algoritmo para resolver este acertijo sin importar el tamaño del cubo a trabajar.

El método hasta ahora había sido la llamada “fuerza bruta” que en cálculo, esto implica utilizar computadoras para calcular (valga la redundancia) todos los movimientos individuales posibles y encontrar secuencias que los resuelvan exitosamente. El limitar esto al cubo de 3 x 3 x 3 dejó de ser interesante para los científicos y ahora utilizando un sólo algoritmo es posible resolver (en teoría) cualquier problema sin importar el número de lados.

Por ahora, el método fácil para resolver un cubo convencional es conseguir cambiar de lugar un sólo cubito de forma individual intentando dejar sin mover al resto. Esto es efectivo pero toma tiempo y después de muchos intentos, Demaine y su equipo encontraron que esto comenzaba a tener cierto patrón y finalmente encontraron un atajo y es indistinto al número de caras (n) ya que es proporcinal a n2

La nueva forma es encontrar los cubitos individuales que deban hacer el mismo recorrido para llegar a su debido lugar y moverlos todos al mismo tiempo y la relación queda expresada como n2/log n. El siguiente gran paso de este equipo es buscar solucionar un rompecabezas de 4 x 4 x 4 en el menor tiempo posible y quizá después puedan atender al señor que tiene un cubo de 11 x 11 x 11.  ¿Tu puedes resolver un cubo de Rubik?  Cuéntamos tu experiencia.

Fuente: New Scientist

Desde la Red…
Comentarios