Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

kakkar08
Hace un par de semanas hablamos de un gran maestro de ajedrez, que ayudándose de un teléfono móvil o un iPod (no sé exactamente qué clase de dispositivo era), quiso ganar una partida a través de usar un programa de ajedrez que juega tan bien como el mejor gran maestro de carne y huesos. El GM Nigalidze ahora enfrenta una sanción que va de los 3 a 15 años de veto en torneos oficiales. Como lo dije en esa ocasión, me parece poca la pena. Un jugador con el título de gran maestro es un representante del arte del ajedrez. Que haga trampa merecería -en mi opinión- que se le quitara el título obtenido, como por ejemplo, en algunos países se hace con médicos que abusan de su profesión para sacar algún tipo de ventaja, muchas veces monetaria.

Pues bien, un nuevo tramposo ha llegado al ajedrez. Se trata de un aficionado, un jugador de cuarta fuerza, de 1500 puntos de rating (el Campeón Mundial Carlsen tiene 2873 puntos, para que se entienda la diferencia de nivel y un gran maestro tiene al menos 2500 puntos), quien venció a un gran maestro que le lleva 900 puntos de diferencia. Esto siempre genera sospechas aunque desde luego, podría ocurrir eventualmente que un novato hiciese semejante hazaña. Pero la historia es diferente. Va así:

kakkar02

Dhruv Kakkar, de 19 años, con apenas 1500 puntos de rating, venció a un gran maestro (GM) en 87 movimientos. El GM se quejó indicando al árbitro que notó que su rival gastaba unos dos minutos para cada jugada, independientemente si se trataba de un movimiento rutinario o una jugada en una posición muy compleja. El GM Thipsay comentó: “le dije al árbitro sobre mis dudas y el me pidió que continuara. En la jugada 29 estaba claramente perdido y decidií ofrecer el empate, el cual fue rechazado de inmediato por mi contrario. Mis dudas se incrementaron cuando noté que mi rival no ejecutaba jugadas simples que llevaban al triunfo, como si mi rival estuviese esperando confirmación de alguien con respecto a las jugadas que tenía que hacer. Pienso que en ocasiones el ahora tramposo declarado no entendió las jugadas que le estaban dictando o y jugó incorrectamente”.

Finalmente los árbitros decidieron inspeccionar a mi contrario. Se le halló un audífono miniatura en su oído izquierdo. Esto le permitía escuchar las jugadas que debía hacer, las cuales eran dictadas por su amigo Shubham, quien estaba sentado frente al programa Fritz en su computadora, a unos 220 kms de la sala de juego.

kakkar04Dhruv Kakkar es un estudiante de ingeniería en electrónica del JMIT en Yamuna Nagar, que confesó su trampa en una carta escrita. Admitió haber hecho trampa para ganar los cuatro partidos que jugó. Dice Kakkar: “Hice este dispositivo y practiqué con mi amigo por tres días antes de que empezara el evento”.  Aparentemente su colaborador, que no podía ver la partida en vivo, preguntaba por las jugadas posibles que respondía su rival (el GM en la última ronda antes de ser descubierto). Kakkar presionaba con su pie  en un dispositivo que confirmaba qué jugada había realizado su oponente.

kakkar07este es el audífono que usaba el tramposo

El árbitro principal, Dharmendra Kumar, expulsó inmediatamente a Kakkar del torneo. El jueves pasado los dos tramposos confesaron que hacían trampa ante los dirigentes de la Federación de Ajedrez de Nueva Dehli. El árbitro mandó un reporte documentado sobre cómo se hizo la trampa esperando que la FIDE (Federación Internacional de Ajedrez), tome medidas sobre este caso.

Referencias:

Chessbase

Desde la Red…
Comentarios