Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

magic-10.jpg
No sé cómo es que fui a dar con este sitio pero me pareció formidable lo que ha hecho el autor del mismo: armó su propia computadora, pero no sólo la ensambló, sino que a partir de circuitos TTL, decidió crear su propio CPU, su propio conjunto de instrucciones, su propio ensamblador y su propio sistema operativo. Vaya, el sistema no tiene ningún microprocesador comercial. Como su proyecto tenía como meta entender y aprender, el hombre decidió armar todo, absolutamente todo a partir de componentes TTL. En mi opinión el esfuerzo de Bill Buzbee es asombroso.

Según sus palabras, de tener una licenciatura en periodismo un día decidió que su ignorancia en lo que se refería a computadoras era enorme y se matriculó en una maestría en ciencias de la computación. En sus propias palabras, ahí tocó la magia. Veinte años después Bill quiso tocar la magia de nuevo, armando su propia computadora desde cero (from scratch como dicen los norteamericanos) y en un año armó “Magic-1“, aunque el proyecto fue de alrededor de cuatro años.

Lo que me parece aún más sorprendente es que el autor del sistema decidió poner todo en Internet y comparte sin menoscabo lo que aprendió en el camino. Notable en todos sentidos. desde luego es una computadora estorbosa por el tamaño, con un sinfín de leds de colores pero sin duda funcional. Más allá de eso, es claro que el autor puede estar orgulloso de lo que hizo, pues sabe exactamente de qué se trata esto del hardware y software en los equipos de cómputo. Un proyecto muy notable. Sigo asombrado de todo el trabajo que esto significa.

Desde la Red…
Comentarios