Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

tvanalagoEl reciente anuncio del Presidente Calderón, así como su publicación en el Diario Oficial de la Federación sobre adelantar el apagón analógico de 2021 a 2015 resulta una buena noticia para el desarrollo tecnológico y económico nacional. Esto se refiere específicamente a la transición a la televisión digital terrestre (TDT), ya que actualmente en México los canales de televisión abierta viajan de manera analógica y, por lo tanto, ineficiente al ocupar mucho más espectro del necesario y en menor calidad. En este especio se habló de la importancia de apresurar esta migración a estándares digitales dado que en las principales ciudades del país se encuentra saturado el espectro utilizado para la televisión analógica y es imposible introducir una nueva cadena a nivel nacional. Así, puntualmente el apagón analógico se refiere a dejar de transmitir ese tipo de señal, regresar ese espectro al estado y que se vuelva a poner a trabajar para servicios convergentes de nueva generación.

Ahora con los adelantos tecnológicos es posible transmitir el mismo canal de forma digital utilizando una pequeña porción del espectro. Es por eso que se les asignó a las televisoras actuales un pedazo de espectro adicional para comenzar a enviar simultáneamente su señal espejo en formato digital en lo que se realiza el apagón. Aún más, la extensa oferta de contenidos en línea convierte en obsoleto el modelo de la televisión analógica para abrirle paso a la digital (de cualquier tipo, no sólo la terrestre).

Este anuncio responde a las necesidades del mundo moderno, por ejemplo, nuestro vecino del norte, Estados Unidos, realizó el apagón analógico a mediados del año pasado, Brasil lo tiene esperado para 2016, entre otros.

El problema es y será el bajo poder adquisitivo de la población para contar con televisores con antena digital incluida. Sin embargo, es una práctica internacional instaurar políticas públicas para, por una parte, detener la importación de televisores obsoletos y, por otra, impulsar y subsidiar receptores digitales a grupos vulnerables. Cabe aclarar que la penetración de televisiones en México es prácticamente del 100%, envidiable para cualquier otro servicio de telecomunicaciones como los móviles que sólo alcanzan 82% de la población.

Dicho todo esto, mi pregunta sincera y viendo este sector tan inmerso en pleitos legales y amparos, ¿creen que sea factible culminar con éxito para 2015 el apagón tecnológico o será otra de las buenas intenciones del gobierno retrasada y/o frenada por los intereses particulares?

Desde la Red…
Comentarios