Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Recientemente, Facebook, la red social fundada por Mark Zuckerberg, se vio involucrada en un escándalo a causa de Cambridge Analytica, una consultora británica acusada de manipular los datos de 50 millones de usuarios de Facebook para influir con sus mensajes personalizados durante la campaña electoral de Donald Trump.

La firma se encarga de entregar a empresas y organizaciones políticas, estrategias útiles de comunicación, basándose en el análisis de datos a gran escala y en las nuevas tecnologías. Cambridge Analytica fue altamente criticada por haber permitido que se generaran miles de mensajes diferentes y así llevar a Trump a la presidencia en las elecciones de 2016.

De hecho, Mark Zuckerberg tuvo que comparecer ante el Congreso de Estados Unidos para explicar la relación que la red social tenía con Cambridge Analytica, comentando que todo se trataba de una equivocación y que la intención nunca fue poner en juego la privacidad de los usuarios.

Ahora, de acuerdo con un reporte de Bloomberg, Twitter también formó un vínculo con la consultora de datos, pues la red social vendió el acceso a datos durante 24 horas, permitiendo que Cambridge Analytica accediera a datos de gran escala.

Guía completa para evitar los spoilers de Infinity War en Twitter

En esta ocasión, Cambridge no fungió como una aplicación tercera que recopila datos, sino que directamente Twitter, la red social que preside Jack Dorsey, vendió un paquete de datos a la consultora, algo que también pudo haber ayudado durante sus operaciones en Estados Unidos.

Sin embargo, el acceso a los datos de los usuarios ocurrió a través de otra empresa comandada por Aleksandr Koga, quien estuvo detrás del test falso de Facebook que servía para acceder a la información personal de los usuarios, todo a través de una compañía llamada Global Science Research que fue la que se relacionó con Twitter desde 2015, según la propia red social.

“En 2015, GSR tuvo acceso a través de la API a una muestra aleatoria de tweets públicos de un periodo de cinco meses desde diciembre de 2014 a abril de 2015. Con base en los informes recientes, llevamos a cabo nuestra propia revisión interna y no encontramos ningún acceso a datos privados sobre las personas que usan Twitter.”

Según la declaración de Twitter con Bloomberg, GSR pagó por el acceso a los datos y, en teoría, la compañía ya eliminó a Cambridge Analytica y empresas afiliadas como anunciantes.

Por el momento, la red social de Dorsey no ha entrado en más detalles, pero es importante mencionar que se trata de una práctica común donde Twitter otorga a ciertas empresas, desarrolladores y usuarios acceso a datos públicos a través de sus API. No obstante, este tipo de operaciones, Twitter las ejecuta para hacer una evaluación y así mejorar el servicio a los miembros de la plataforma, no tanto para vender datos privados de los usuarios.

Facebook activa sitio para saber de una vez si eres víctima de Cambridge Analytica

¿Qué opinas de la relación que tuvo Cambridge Analytica con Twitter?

Comentarios