Después de que WhatsApp fue comprado por Facebook en 2014, los usuarios se preocuparon por la postura que el mensajero tendría con respecto al uso de datos y políticas de privacidad.

En su momento, el cofundador Ene Koum frenó estos temores, escribiendo lo siguiente en el blog de la compañía:

“El respeto a su privacidad está codificado en nuestro ADN, y hemos construido WhatsApp en torno al objetivo de saber tan poco acerca de ustedes como sea posible.”

Hoy, sin embargo, la compañía relajó algunas de sus propias restricciones, y se dio a conocer que comenzará a compartir una cantidad limitada de datos de usuario —incluyendo números de teléfono de los usuarios— con Facebook.

WhatsApp dice que el compartir esta información hará que Facebook pueda ofrecer mejores sugerencias de amistad mediante la asignación de las conexiones sociales de los usuarios a través de los dos servicios, y ofrecer anuncios más relevantes en la red social.

Información analítica adicional de WhatsApp también será compartida para rastrear las métricas de uso y combatir el spam.

La aplicación de mensajería dice que también quiere explorar cómo las empresas pueden usar WhatsApp para contactar a sus clientes. Dio el ejemplo de un banco, que advierte a un usuario acerca de una transacción potencialmente fraudulenta, o notificaciones de aerolíneas sobre el retraso de un vuelo; sin embargo, para poder probar estas nuevas características, necesita actualizar su política de privacidad.

Facebook ya ha estado probando este tipo de uso con Messenger y WhatsApp sugirió que quería seguir el mismo camino a inicios de este año. Sus desarrolladores afirman que los usuarios serán capaces de gestionar estas comunicaciones y que esto no dará lugar a anuncios publicitarios de terceros en el servicio.

Parte de la popularidad de la aplicación de mensajería ha radicado en su modelo de negocio discreto, que ofrece a los usuarios una forma fácil de comunicarse sin necesidad de utilizar sus datos para publicar anuncios.

Pero WhatsApp está dispuesto a adelantarse a la crítica, y dice que a pesar de que está cambiando su política de privacidad, seguirá apoyando el cifrado de extremo a extremo:

“A pesar de que nos coordinaremos más con Facebook en los próximos meses, tus mensajes cifrados seguirán siendo privados y nadie más los podrá leer. Ni WhatsApp, ni Facebook, ni nadie más. No publicaremos ni compartiremos tu número con otras personas, ni tampoco venderemos o daremos tu información a anunciantes”.

Este intercambio de datos con Facebook se dio a conocer desde enero de este año, cuando un desarrollador de Sevilla llamado Javier Santos encontró una nueva opción en el mensajero que sugería que WhatsApp podría compartir datos con la red social con el fin de mejorar la experiencia de uso.

Referencias: WhatsApp, Telegraph, NY Times

Enlaces Patrocinados
Comentarios