Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Facebook no ha dejado de enfrentarse a problemas de racismo, noticias falsas, suicidios y, ahora, a situaciones lamentables en cuanto a la difusión de imágenes con connotaciones sexuales de menores. En realidad no es de sorprenderse, pues la red social es la más utilizada a nivel mundial, por lo que inevitablemente surgirán problemas de todo tipo, aunque lo ideal sería que no existieran, por supuesto.

La BBC, cadena de comunicación británica, puso a prueba los estándares y políticas de Facebook con el fin de averiguar qué tan funcional es reportar un contenido que denote abuso, contenido discriminatorio, racista o despectivo. Después de haber intentando, la BBC reveló que la red social no retiró inmediatamente una serie de imágenes ilícitas de menores. Facebook únicamente eliminó la quinta parte de las imágenes.

Como parte del experimento, la BBC denunció 100 fotografías susceptibles a ser consideradas como contenido prohibido e ilegal de menores. Sin embargo, Facebook únicamente eliminó 18 bajo la premisa de que las demás imágenes no violaban las políticas, ni los estándares de censura.

Facebook ya detectará a suicidas potenciales

Según la BBC, dichas imágenes se encontraban en grupos donde se discutía el intercambio de lo que podría ser considerado material de abuso infantil. Después de dicha controversia, Facebook decidió demandar a la cadena británica, en lugar de investigar o erradicar tales grupos de intercambio de abuso infantil.

Además, la BBC asegura que la red social canceló una entrevista que ya estaba programada con el medio de comunicación. Facebook se dirigió a las autoridades para demandar a los que realizaron la investigación con el argumento de que va en contra de la ley que alguien distribuya imágenes de explotación infantil.

Como no todo puede administrarse mediante algoritmos, Facebook fomenta a los usuarios a que reporten contenidos inapropiados. Además, la plataforma también asegura que elimina material obsceno, como la desnudez u otros contenidos con connotaciones sexuales. Incluso diversos usuarios han criticado a la red social por eliminar inmediatamente la fotografía de alguien desnudo, pero no contenidos racistas o excluyentes.

Por dicho motivo, la BBC decidió comprobar de qué manera Facebook se hacía cargo de los contenidos difundiendo tales fotografías para su experimento. Además, también hay múltiples grupos secretos donde pederastas se encuentran para compartir e intercambiar fotografías de explotación infantil, lo que implica una grave debilidad ante los filtros que Facebook utiliza.

Con este plan Facebook hará del mundo un lugar mejor

Facebook asegura que el material denunciado ya fue retirado de la plataforma, aunque aún existen grupos y fotografías relacionados a la pornografía infantil.

Es claro que polémicas de tal índole son propensas a la subjetividad, percepción y criterio de cada individuo, es decir, lo que para alguien podría ser incorrecto o mal visto algún hecho, para otros podría ser de lo más normal, por lo que la red social nunca dejará de tener problemas en cuanto a la censura y a la línea que divide lo que está “bien” y lo que está “mal”.

Referencia: BBC

Desde la Red…
Comentarios