viners

Hace algunos días se dio a conocer la noticia de que Vine estaba a punto de desaparecer por los movimientos estratégicos que Twitter ha estado realizando.

El colapso de la aplicación de minivideos en realidad no fue ninguna sorpresa, debido a que muchos de los Viners ya habían migrado a otras plataformas como Instagram, Snapchat o YouTube para continuar generando contenidos, pues la disminución de visitas era algo evidente.

Sin embargo, en el otoño pasado, el rumbo de Vine pudo haber cambiado, pues 20 de los 50 creadores más populares de Vine se habían reunido con representantes para intentar hacer un último esfuerzo por salvar a dicha red social.

Marcus Johns, con 6.1 millones de seguidores, y Piques, con 3.1 millones, ayudaron a organizar la reunión. Ellos deben su fama a la plataforma y estaban desesperados por darle la vuelta.

La propuesta que tenían consistía en producir 12 minivideos de contenido original mensualmente para la aplicación a cambio de 1.2 millones de dólares, pero el acuerdo nunca llegó a buenos términos, por lo que invariablemente los famosos de Vine se fugaron inmediatamente a otras redes sociales.

Pornhub podría salvar a Vine

La premisa principal de la propuesta fue que el público se iba a mantener interesado en el servicio de Vine si tenían la certeza de que siempre iban a haber nuevos videos originales. De igual manera, los Viners también exigieron cambios en los productos, incluyendo un mejor filtrado de comentarios para los usuarios excesivamente negativos y acosadores.

Twitter rechazó el acuerdo y sus últimos resultados financieros confirmaron que la red social sigue perdiendo cantidades descomunales de dinero. Sin embargo, Twitter cavó su propia tumba, pues pudo salvar a Vine, pero no lo hizo.

Además, los Viners se sentían frustrados por la falta de actualizaciones, las pocas funciones que implementaba el servicio, la poca comunicación y la negación de su intento final por salvar la app. Ahora ya no se sienten presionados, ya que en otras aplicaciones tienen también millones de seguidores, o se han vuelto estrellas de YouTube o Instagram.

Referencias: Mic, Gizmodo

Enlaces Patrocinados
Comentarios