Hace un año aproximadamente, escribí un artículo en donde preguntaba si servía para algo rezar. Estamos acostumbrados a pedir que recen por nosotros cuando algo nos pasa mal. Por ejemplo, si hay un enfermo que debe ser operado, los familiares piden que recen por él.

En el artículo correspondiente incluso presenté un pequeño programa que buscaba probar si el rezar pudiese ser útil, basándome en la idea de que la computadora eligiese un número al azar y que el usuario, queriendo con la fe correspondiente, pensara en el número que quisiese que la máquina eligiera.

Desde luego que hay críticas bien fundadas sobre mi programa y sobre la idea que lo anima para tratar de probar si sirve o no rezar. Y evidentemente es un primer esfuerzo (al menos de mi parte), por tratar de dilucidar esta cuestión.

Pero hoy me encuentro en Twitter con un tuit de Pamela Alvarez (@Pam_AlvarezA), quien hace unas 18 horas escribió en la red de microblogging lo siguiente:

mika01

Según la autora del tuit, su perrita está extraviada por culpa de Interjet. El hashtag #EncuentrenAMika se está popularizando y ya hay mucha gente que empieza a poner sus propias opiniones sobre Interjet y el extravío de la mascota de Pamela.

Quien tenga mascotas sabrá que éstas son realmente parte de la familia y se sufre cuando se enferman o peor aún, cuando mueren. Por ello es importante que Interjet dé respuesta a satisfacción de esta problemática.

Pero más allá de esto, la actividad tuitera de Pamela ha hecho algo similar a lo que intentaba probar hace un año con respecto a si sirve para algo rezar. En este caso habría que preguntarse entonces si sirve para algo denunciar vía Twitter.

Yo espero que sí, porque finalmente, la aerolínea está obligada a responsabilizarse por lo que ha pasado y la presión de los medios, en este caso, de los tuits de Pamela y de todos aquellos que han escrito al respecto, bien podría ser la diferencia.

Se me ocurre pensar que esto es lo más parecido a rezar, pero a nivel digital, por decirlo de una manera. Digamos que es la forma moderna de pedir por algo, ¿o no?

Actualización: Finalmente apareció Mika.  Aún no hay reporte de cómo y dónde fue hallada la perrita, pero ya está con su dueña.

 

Enlaces Patrocinados
Comentarios