Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

lovense

La realidad virtual consiste en un entorno de escenas y objetos para transmitirle al usuario la sensación de estar inmerso en el escenario que se le está presentando. Podemos encontrarle miles de usos a esta tecnología, en el área de medicina, educación, los videojuegos y, obviamente, la industria pornográfica.

Las empresas Lovense y Virtual Real Porn se encuentran trabajando para crear una nueva forma de placer gracias a la realidad virtual. El funcionamiento es muy simple: se conecta vía bluetooth un sex toy para que se encuentre sincronizado con lo que está pasando en el vídeo de realidad virtual, el objetivo es que el usuario sienta exactamente lo que está observando.

Para disfrutar de esta tecnología necesitarás un juguete Nora o Max de Lovense y para la sincronización VR será necesario tener el programa VirtualRealPlayer de VirtualRealPorn, el cual es compatible con Windows, Oculus DK1 y auriculares DK2.

Las compañías están trabajando para que más dispositivos sean compatibles incluyendo una aplicación de VirtualRealPlayer para Android y iOS, Samsung Gear VR y Oculus Rift. Como casi todo en la vida, tiene un costo. La cuota incluye 32 vídeos de sincronización que cuentan con un campo de vista de 180 grados y lanzarán un vídeo nuevo compatible cada semana, o al menos eso es lo que tienen planeado.

Las compañías se enfrentaran a ciertos obstáculos debido a que algunas compañías como Apple son muy meticulosos en admitir contenido sexual en sus aplicaciones. En cuanto al Oculus, su fundador Palmer Luckey ha informado que la plataforma es abierta y que ellos no tienen control sobre el tipo de software que puede funcionar en el dispositivo, así que al parecer no tendrán ningún inconveniente en el contenido pornográfico.

Esta no es la primera vez que la pornografía se ve inmersa en pruebas con la tecnología, al tener y generar miles de ganancias, como todo es necesario que se vayan adaptando a algo nuevo y que brinde un mejor servicio a sus usuarios.

Con ésta nueva tecnología dan un gran paso y están cambiando la forma de ver pornografía, ya no se están limitando sólo a observar, sino que también quieren que el usuario se sienta completamente inmerso en el vídeo que está observando.

Fuente: Wired

Desde la Red…
Comentarios