Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Para el FBI es más difícil hackear un Android que un iPhone por esta razón

Las cosas dieron un giro inesperado en comparación de lo que sucedía hace más de un año.

En los últimos meses hemos visto distintas noticias que mencionan cómo el FBI ha solicitado a Apple que permita desbloquear los teléfonos de los terroristas y criminales, sin embargo, la empresa de Cupertino se ha negado rotundamente a trabajar con las agencias de seguridad de los Estados Unidos.

Esto ha llevado a que el FBI y otras organizaciones apuesten por empresas especializadas en ciberseguridad, y la más famosa es Cellebrite, una empresa israelí que además presume de ser la mejor en su campo.

La herramienta de Cellebrite es conocida como UFED 4PC, y es capaz de obtener información de los dispositivos, aunque estén bloqueados, sin embargo, en el último año el FBI ha visto como cada vez es más difícil obtener datos de los teléfonos Android en comparación con el iPhone.

desbloquear-iphone

Se pueden sacar más datos de un iPhone que de un Android

Según reporta Vice, el dispositivo más sofisticado de Cellebrite es capaz de extraer datos con gran precisión del GPS, mensajes, correos electrónicos, llamadas e información de aplicaciones como LinkedIn, Twitter, Instagram y otras redes sociales en un iPhone X, mientras que en los modelos más nuevos es posible hacer todo esto con excepción de los emails.

En el caso de Android, la sorpresa ha sido que estos datos ni siquiera son posibles de obtener, y las pruebas fueron realizadas en un Pixel 2XL, Galaxy S9 y Huawei P20 Pro. De hecho, de estos 3 modelos, el Huawei P20 Pro fue tan efectivo que no se logró conseguir ningún dato de este dispositivo.

Herramienta de Cellebrite.
Fuente: JACK GUEZ / GETTY IMAGES

Rex Kiser, jefe del departamento de policía de Fort Worth que utiliza también este software de Cellebrite mencionó lo siguiente:

“Actualmente, estamos accediendo a los iPhone. Hace un año no podíamos entrar en ningún iPhone, pero podíamos entrar en todos los Android. Ahora no podemos ni entrar en muchos teléfonos Android”.

Con esto se demuestra una vez más que Android no es inseguro como los mitos dicen, y que tampoco un iPhone es impenetrable como también se cree, aunque mucho depende de que la compañía responsable de tu teléfono actualice constantemente el equipo con parches de seguridad y también encripte tu dispositivo.

Comenta en redes sociales