Para quienes les gusta la aventura y los deportes extremos, y que están buscando una cámara que soporte condiciones difíciles, podrían tener una opción en la nueva cámara de Olympus. No solamente tiene una resolución de 14 megapixeles, sino que además, la Tough TG-810 es contra agua, polvo, golpes y puede operar en condiciones de temperatura bajo cero.

No fue hace mucho tiempo desde que Olympus agregó un nuevo miembro a su familia de cámaras Tough, pero aparentemente la compañía ha resuelto seguir en desarrollo de esta línea. La nueva Tough TG-810 tiene un sensor CCD de 14 megapixeles, con un zoom de 28-140 mm, que es equivalente a 5x de acercamiento y una pantalla de 920 mil puntos, que caben en un LCD de 3 pulgadas (como en el caso del modelo TG-610).

Este nuevo modelo soporta estar bajo el agua hasta 10 metros, tolera golpes de dejarla caer hasta de 2 metros, y puede trabajar adecuadamente en temperaturas de hasta -10 grados centígrados. La novedad quizás es que la TG-810 soporta además, presiones sobre el hardware hasta de unos 100 kgs de peso encima. No es fácil pensar en qué momento la cámara tendría que soportar este peso, sin embargo.

Es de aluminio ligero, sellado contra polvo, suciedad y otras partículas. Incluso el lente tiene un barniz repelente al agua, para prevenir que aparezcan gotas de líquido en el mismo al tomar una foto.

La TG-810 tiene un GPS incluido, el cual graba las coordenadas de la imagen fotografiada. También tienen una brújula para ayudarle al usuario a encontrar el camino de regreso y un manómetro para determinar con precisión la altitud y profundidad. Toda esta información se guarda en un archivo digital que le permite a los usuarios re-trazar la ruta de sus aventuras cuando regresen a sus hogares.

Además, tiene un sistema para rastrear lo que queremos fotografiar, ajustando el brillo y el foco contínuamente, para ayudar al usuario a tomar las mejores fotografías. Tiene un sistema de estabilización de imagen dual, que combina un sensor mecánico de estabilización y otro digital, para reducir la posibilidad de fotos borrosas. Tiene además tres modos de foto tipo panorama y un sistema denominado , elige las mejores opciones para cada imagen de forma que salga la mejor fotografía.

No podía faltar el modo 3D estereoscópico, en donde uno presiona el botón de tomar foto y la cámara toma un primero plano y gira lentamente unos seis grados (que son los que generan la ilusión de las tres dimensiones), para tomar la segunda imagen. Los datos 3D se procesan dentro de la cámara y se guardan como un archivo MPO que puede ser desplegado en una televisión con capacidad 3D.

Para completar las características impresionantes de este juguete, tiene un sistema de grabación de video de 720p de alta definición, que puede ser visto en televisión de alta definición (HD). Se incluye una interfaz HDMI. Las imágenes y los videos se guardan en tarjetas SD/SDHC/SDXC.

El costo es de 399.99 dólares y estará disponible en los Estados Unidos, el próximo mes.

Fuente: GizMag

Enlaces Patrocinados
Comentarios