bateristarobot

Jason Barnes quería  ser  baterista profesional desde que era un adolescente. Pero cuando  perdió su brazo en un extraño accidente  pensó que su sueño se había acabado. Gil Weinberg diseñó una prótesis para Barnes que le permite continuar tocando la batería, así como lo hacía cuando tenía los  dos brazos, y tal vez mejor que antes. Este artefacto funciona por medio  un pequeño brazo robótico que permite a Barnes controlarlo con precisión usando sus músculos que tiene en brazo, además la prótesis incluye una segunda baqueta que puede tocar constantemente de manera autónoma. Se utiliza un micrófono y acelerómetro para detectar el ritmo de Barnes, y luego  inicia automáticamente a moverse con un ritmo complementando el que se esta interpretando. Esta prótesis robótica fue  desarrollada por el Grupo de Robótica Musicianship GTCMT, por cierto del 22 al 29 de marzo dentro del Festival de Ciencias de Atlanta, Jason Barnes estará tocando la batería en vivo demostrando este implante.

Enlaces Patrocinados
Comentarios