IBM tenía un programa por medio del que prestaba equipos a periodistas y líderes de opinión. De esa forma, la marca sigilosamente se colocaba donde quería estar y, además, no pagaba un peso en publicidad. Esto lo hacían con la línea de portátiles ThinkPad y en lo personal las vengo usando hace años…

Con la venta de la división de PC a la china Lenovo, algunos pensamos que esto terminaría pero no, los nuevos dueños siguen con la misma política (con algunos ajustes y cambios) así es que ha llegado a mis manos una ThnikPad X301 que tiene varios puntos sobresalientes y otros no tanto.

Se trata de un modelo ultra ligero, con procesador Intel Core 2 Duo (SU9400) a 1.4GHz y tecnología Centrino 2. La memoria RAM es generosa: 4GB. Es la primera vez que uso un disco duro de estado sólido de forma constante y este modelo incluye uno de 64GB. La pantalla es del tipo LED de 13.3 pulgadas con resolución de 1440×900 pixeles. La tarjeta de video es integrada (Graphics Media Accelerator 4500MHD).

Incluye por supuesto conexión WiFi además del Bluetooth (que todavía sigo preguntándome quién lo usa y para qué), lector de huellas digitales para seguridad, unidad de CDRW/DVDRW, cámara Web integrada, batería de seis celdas y otros detalles.

Hablando de éstos, los puertos USB son pocos: sólo 3. No tiene lector de tarjetas de memoria integrado y tampoco slot o ranura para PC Card. La batería de larga duración dice que entrega hasta 3 horas de servicio, pero con el brillo de la pantalla en lo mínimo y la verdad así no se ve nada, a menos de que esté obscura la habitación.

El operativo instalado es Windows Vista Business, con opción para hacer “downgrade” a XP pero el software no viene con la unidad, hay que ordenarlo aparte. La he estado usando con esta versión de Vista y no he tenido mayores problemas, aunque, claro, extraño el viejo conocido XP.

Pasando a los otros detalles siempre presentes en la línea ThinkPad están el excelente teclado (de los mejores que he usado durante años), el apuntador de pantalla tipo “goma de lápiz” (el punto rojo entre las letras G y H) que, en el caso de este modelo, se complementa con un touchpad estándar (afortunadamente lo puedes desactivar). Las bocinas son en estéreo y, caso raro en una portátil de esta marca, se escuchan lo suficientemente bien como para ver una película o dar una presentación.

El peso es increíble, apenas 1.5 kilogramos… el tamaño es de unos 31 cm de largo, por 23 de ancho. El grosor la convierte en una de las más delgadas: sólo 1.7 cm. He estado usándola apenas por un par de semanas y ya la llevé a dos viajes. Se nota la diferencia contra otros modelos y marcas. Un plus: el disco duro de estado sólido no produce ningún tipo de ruido. Así es que a menos de que se caliente la máquina y arranque el ventilador, la operación es totalmente silenciosa. Costo aproximado en México: a partir de 30 mil pesos. ¿Cara? Depende contra que la compares.

En teoría en este año Lenovo comenzará a vender sus computadoras en lo que se conoce como “retail”, es decir, en tiendas. Hasta el momento, sólo las puedes conseguir a través de su página o con distribudiores. La verdad, urge que entren a vender y competir contra los demás en el aparador.

Enlaces Patrocinados
Comentarios