Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

copenhagen00Los amantes del ciclismo urbano hallan en la bicicleta un medio de transporte muy útil, aunque no por ello deja de tener sus propios bemoles. Es claro que puede transportarnos sin tener que gastar combustible, pero en muchos casos puede ser muy cansado tener que pedalear la bicicleta para ir a algunos sitios, quizás donde hay incluso pendientes que desde luego, exige más al ciclista en términos físicos.

Sin embargo, hay buenas noticias para los ciclistas, En el 2009, un equipo del MIT reveló un prototipo llamado la rueda Copenhagen. En breve, es un motor eléctrico contenido en la rueda de la bicicleta, que puede ser instalado fácilmente en cualquier bicicleta para convertirla así en una eléctrica. Hoy se ha anunciado la versión comercial de la rueda Copenhagen y ya está a la venta.

Los desarrolladores de la rueda original fueron patrocinados por el gobierno de la ciudad de Copenhagen y de ahí su nombre. La versión de producción la está fabricando la empresa Superpedestrian, una compañía cuya sede está en Massachussetts, que tiene al equipo original creador del invento, quien licenció la tecnología del MIT.

La rueda Copenhagen contiene sensores electrónicos que indican qué tan duro está pedaleando el ciclista, y entonces enciende el motor para ayudarle, en la medida que lo necesite. Esto significa que si el ciclista va en una pendiente hacia arriba, el motor contribuye más. Si uno viaja confortablemente, puede mantenerse apagado.

Exactamente cuanta asistencia da puede ser predeterminado por el ciclista usando una app en su teléfono. La app permite llevar además estadísticas sobre la distancia viajada, las calorías quemadas, etcétera. Adicionalmente, cuando el teléfono asociado a la rueda queda fuera de rango (vía Bluetooth) de la bicicleta estacionada, la rueda automáticamente se queda fija, hasta que regresa el teléfono del dueño a una distancia apropiada y cercana.

La rueda Copenhagen puede dar 250 watts de potencia (o 350 watts a elección de comprador). Tiene una batería recargable de litio-ion y su rango es de unos 48 kms. Puede asistir al ciclista hasta una velocidad de 32 kms/hora, pesa 5.5 kgs y está disponible en tres tamaños de rueda. La vida útil de la batería se extiende regenerando el sistema de frenos. Cuando se tiene que recargar, la batería puede removerse de la rueda.

Hay otro producto, FlyKly, que se parece mucho a la rueda Copenhagen, pero no parece haber ninguna relación oficial entre ambos productos. El precio de la Copenhagen Wheel, que es como se llama originalmente, es de unos 699 dólares. Se espera que los que quieran adquirirla en pre-compra, la obtengan pata finales del primer cuarto del próximo año.

Referencias:

Copenhagen Wheel

Desde la Red…
Comentarios