Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Hoy, a eso de las 8:30 pm, las grandes ciudades del planeta Tierra apagarán una hora la luz en donde mayormente se pueda. La idea es dar un descanso a las necesidades energéticas del mundo y colaborar para impedir el calentamiento global. La liga a la organización de este evento, aquí.

La iniciativa empezó en el 2007 y de ser un asunto local de una ciudad, llamó la atención y se convirtió en un esfuerzo global. Ya aquí Marcelo Ebrard promovió la idea, y desde luego que lo hace más porque está pensando en la silla presidencial que por lo que se pueda colaborar en la ayuda por el medio ambiente.

A mí me parece que ahora todo el mundo se agarra del calentamiento global para promover este tipo de movimientos que en términos reales no me parece que impacten en recuperar el ambiente que el planeta requiera. Vaya, apagar una hora las luces en el mundo no significa nada si se va a hacer una vez en el año. Eso pienso que no sirve. Más de uno dirá que al menos es un intento, sí, pero es un intento fallido (casi como el Estado fallido), porque en el fondo no hará ningún cambio real en el planeta.

Hacer los cálculos al respecto no parece muy difícil. De acuerdo a Wikipedia, El consumo energético mundial total en 2005 fue de 500 EJ (= 5 x 10^20 J) (ó 138,900 TWh) con un 86,5% derivado de la combustión de combustibles fósiles. Es decir, el mundo consume 1,216,764,000 TWatts en un año. Eso significa que apagar la luz en todo el planeta una hora (cosa que no pasará estrictamente, porque hospitales, bancos, muchas oficinas, no pueden quedarse en tinieblas), será ahorrar 0.011% del total del consumo energético de la Tierra en un año.

A mí me da la impresión que estas iniciativas solamente sirven para quienes las acojen sin pensar sientan que hacen mucho por la Tierra, que colaboran con su esfuerzo, con su granito de arena. Esto se parece a las cartas cadena por Internet para ayudar a alguien en desgracia. Mucha gente hace “forward” a ese tipo de correos y siente que así ayuda, cuando en realidad no hace nada. El punto es que la hora de la Tierra es una promoción más que no sirve para nada en términos reales. Ahí están las matemáticas. No me hace feliz que sea así, pero no encuentro una conclusión más amable. Pero ustedes, ¿qué piensan?

Desde hace unas semanas hemos estado hablando de la Hora del Planeta, cada quién con sus opiniones.

He aquí uno de los videos promocionales:

Fuente: EarthHour

Participa en nuestra encuesta:
Desde la Red…
Comentarios