Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

IBM lanzó hace poco una encuesta a nivel mundial, en donde entrevistó a 5000 consumidores  para saber sus gustos y sensaciones con respecto al uso de la energía. De acuerdo a dicha encuesta, que es la prolongación de un estudio que nació en el 2007 (llamado “Entendiendo el consumo inteligente de energía“), por parte del gigante azul, concluyó que más del 90% de los consumidores querría tener un medidor de electricidad inteligente y entre un 55% y 60% pagaría por éste una suma extra mensual o en una sola exhibición.

El informe muestra que los consumidores de electricidad y gas de todo el mundo desean tener más capacidad de maniobra para adaptar su consumo energético a sus necesidades, que principalmente, son su deseo de economizar y reducir el impacto medioambiental. Aparentemente el estudio reveló que los consumidores son cada vez menos pasivos en lo que se refiere a sus gastos de energía. Por otra parte, asumen que vendrán nuevos aumentos a la energía eléctrica en los próximos cinco años, pero también piensan que incrementarán sus necesidades de energía. Igualmente se encontraron datos interesantes como éste: Cuatro de cada cinco consumidores encuestados afirma que estaría dispuesto a desplazar el consumo de energía en sus hogares a horas diferentes, a cambio de un 50% de descuento en el recibo.

Si se contara con medidores inteligentes, se tendrían como ventajas:

  • El pago por uso, evitando las estimaciones en los recibos.
  • Se pueden gestionar de forma remota, con lo que las altas y las bajas son mucho más rápidas
  • Proporcionan información en tiempo real sobre el consumo y gasto de electricidad, gas y agua, con lo que el consumidor puede ajustar su consumo en función de sus necesidades.

Es claro que hay mayor conciencia sobre los problemas ambientales, y por ello poco a poco el gasto en los recursoso energéticos se vuelve asunto prioritario. De acuerdo a Jesús de la Rosa, Director de Relaciones Gubernamentales en IBM México, “Los consumidores de hoy quieren más información para poder ser más proactivos en cuanto a sus decisiones de consumo de energía”, y agregó: “El reto de las utilities de todo el mundo es modernizar sus redes e integrar la voz del cliente en su planificación estratégica para responder a los nuevos valores y necesidades de los clientes”.

Con este estudio los analistas de IBM contemplan nuevos servicios en el rubro energético. Por ejemplo, los que están más deseosos de tener las ventajas que traen los contadores inteligentes y redes energéticas inteligentes, como son el “autoservicio” y la telegestión. Incluso, estarían dispuestos a pagar un extra de 100 dólares de una sola vez o 5 dólares mensuales por estos servicios. Otro servicio muy valorado por este grupo de edad (especialmente, entre los menores de 25 años) es recibir un mensaje en el móvil si hubiera un corte de suministro, incluso pagando un dólar al mes por esto. Los consumidores también mostraron interés en un nuevo servicio con el cual no necesitarían contadores inteligentes. Este servicio consistiría en que un tercero se encargara de hacer seguimiento de su consumo energético y propusiera fórmulas para reducir su costo.

Da la impresión, sin embargo, que este estudio simplemente justifica la posibilidad de usar Internet, la telefonía celular, los mensajes SMS, etc., para crear nuevos mercados. Quiero creer que es por esto que se hacen estos estudios.

Fuente: IBM

Desde la Red…
Comentarios