Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Reloj_lujo_Android

A pesar de que el mercado de los relojes inteligentes aún no llega a una etapa de maduración en el que sea un estándar tener uno de estos dispositivos, las compañías ya comienzan a apostar por smartwatches de lujo, tal es el caso de Apple con su modelo de oro que podría alcanzar un costo de hasta 17 mil dólares y ahora se anuncia una interesante alianza entre Google, Intel y Tag Heuer para desarrollar un reloj inteligente enfocado en el mercado más exigente de público.

Tag Heuer,  una de las compañías más exclusivas de relojes a nivel mundial cuyos productos pueden superar sin problemas los 10 mil dólares de precio, será la encargada de desarrollar el modelo del primer reloj de lujo con Android Wear basándose en uno de sus líneas insignia, el modelo Carrera. Intel será el responsable de desarrollar el procesador para el reloj y Google quien ponga el sistema operativo Android Wear para que el wearable funcione a la perfección en medio de un marco de lujo.

La alianza tripartita fue anunciada en Londres, Inglaterra, durante la BaselWorld, una de las ferias más importantes en materia de relojería a nivel mundial y en la que varias compañías de lujo ya comenzaron a coquetear con funciones de smartphone, aunque sin atreverse aún a lanzar un modelo ya listo para el mercado.

De momento no se dieron a conocer mayores detalles acerca del producto, sólo que el reloj estará en el mercado a finales de este 2015 para competir de manera directa con los productos de gama Premium.

Una de las grandes resistencias que han tenido los usuarios con los relojes inteligentes son precisamente sus modelos que, lejos de los estilizados y elegantes diseños de las compañías relojeras, han presentado modelos toscos y poco elegantes para usar en la muñeca, por lo que este tipo de alianzas podrían ser un gran acercamiento para la refinación de modelos y, ahora sí, obtener una mayor penetración en este naciente mercado de dispositivos wearables.

 

Referencia: Reuters

Desde la Red…
Comentarios