Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

El mundo de los dispositivos está dividido en dos grades sectores: aquellos que son de soporte de vida (“life support”) y aquellos que funcionan más a manera de dispositivos recreativos. Por ejemplo, una banda que monitorea los signos vitales del usuario puede medir el pulso cardiaco pero no se puede pretender que éste sea una medida con la precisión de la que se puede hacer con instrumentos médicos especializados.

Otro ejemplo: hay una serie de aparatos automatizados para tomar la presión arterial en casa. Evidentemente pueden ser usados para medir este signo vital pero hay que tomárselo con cierto criterio cuando el aparato marca presiones altas y bajas extrañas. De hecho, en ocasiones es un problema de que la pila se les está acabando.

Sin embargo, a pesar de esto, de acuerdo con un estudio conducido a través de una app que mide el ritmo cardiaco, Cardiogram, hecho por la Universidad de California, en San Francisco, el Apple Watch es 97% preciso en detectar las irregularidades más comunes del ritmo cardiaco cuando los datos se contrastan con un programa de inteligencia artificial particular.

El próximo Apple Watch podría incluir sensor de glucosa

El estudio involucró a 6,158 participantes que se reclutaron vía la app Cardiograma en el Apple Watch. La mayoría de las personas en el estudio tenían electrocardiogramas normales. Sin embargo, 200 de ellos se les diagnosticó con una fibrilación atrial paroxysmal, que para los no expertos simplemente significa un pulso anormal. Los ingenieros entonces entrenaron una red neuronal profunda para identificar estos ritmos cardiacos anormales a partir de los datos que el teléfono pudo proporcionar.

Cardiogram inició su estudio junto con la Universidad de California en el 2016 en donde se buscaba detectar posibles ataques cardiacos a partir de su app en el teléfono de la manzana. De hecho, 1/4 de los ataques al corazón son causados por ritmos anormales del corazón de acuerdo al cofundador de Cardiogram y científico de datos, Brandon Ballinger. Cardiogram probó la red neuronal profunda que había construido e indicó que logró una precisión del 97% en la capacidad de la red para encontrar irregularidades cardiacas.

Por el momento este es solamente un estudio basado en un algoritmo preliminar, pero promete que pudiese identificar y prevenir ataques cardiacos en el futuro. Quizás sea una buena razón para comprarse el reloj de Apple finalmente. Se sabe que, estadísticamente, 1 de 4 ataques cardiacos son causados por problemas de pulsación anormal del músculo cardiaco. Ballinger indica que dos terceras partes de este tipo de ataques se pueden prevenir con medicinas que son relativamente poco costosas.

Recompensan a usuarios de Apple Watch por fallas en la batería

Cabe decir que los lectores de electrocardiogramas móviles, por ejemplo, la versión de Kardia, que usa una app para determinar el pulso anormal, se encontró en un estudio de la Clínica Mayo, que era tan bueno en sus mediciones como los dispositivos que se usan en el consultorio del médico. Si esto es así, entonces probablemente la industria de aparatos para uso en la medicina debería revalorarse para saber cuáles cumplen ciertos criterios para tomar sus datos como verídicos y dignos de ser usados incluso en consultas médicas.

Pero habrá que esperar. No es una gran idea confiar en estos dispositivos que miden el pulso, porque por el momento no hay los suficientes criterios para valorar la bondad de sus mediciones. Desde luego que bien podrían ser útiles cuando ocurre un problema en particular en sus mediciones que quizás podría alertar al usuario de que algo anda mal.

Referencias: TechCrunch 

Desde la Red…
Comentarios