Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Durante años, la tecnología ha sido desarrollada para darle principalmente un uso comercial, y gracias a ello es como los smartphones y tablets se han convertido en un instrumento valioso para nuestras vidas. Gracias a esto es que han surgido nuevos desarrollos paralelos para complementar nuestra experiencia multimedia como lo es la realidad virtual y la realidad aumentada.

La realidad virtual ha tenido una gran aceptación en el mercado e incluso se han buscado formas de implementar estos desarrollos tecnológicos en campos como el de la medicina, ya sea para ayudar a los pacientes o bien, para  auxiliar a los doctores con operaciones de alto riesgo y de extrema delicadeza.

Samsung es una de las empresas que más recursos ha invertido en los productos de realidad virtual, y desde hace más de un año lanzó sus propias gafas para esta tecnología en colaboración con Oculus VR, a las que bautizó como Samsung Gear VR y que son compatibles con sus teléfonos Galaxy S6 en adelante y algunos modelos de la Serie A.

Desde el 2014 se han realizado investigaciones para ayudar a pacientes con el síndrome del miembro fantasma, en el cual los pacientes experimentan dolor o sensaciones atípicas en alguno de sus miembros que han sido amputados por algún accidente o enfermedad. Es decir, las personas que llegan a tener este tipo de síntomas pueden sentir dolor, comezón o adormecimiento en algún brazo, mano o pierna que ya no tienen, esto debido a que el cerebro aún se resiste a creer que falta esta parte del cuerpo en los pacientes.

Después de trabajar en varias técnicas como la acupuntura, uso de fármacos, hipnosis y la famosa terapia del espejo, donde se engañaba al cerebro con un espejo para hacerle creer que había un miembro real y que era la técnica más popular, económica y con mejores resultados para el tratamiento de esta enfermedad, había ciertos pacientes que no mostraban mejoría con ninguno de los procesos mencionados, por lo que se comenzó a experimentar con la realidad virtual.

Samsung ha sido parte de este desarrollo y muchos de sus teléfonos y visores Gear VR son utilizados en hospitales y clínicas de rehabilitación para ayudar a los pacientes que sufren el síndrome del miembro fantasma. Patick Moss, desarrollador de realidad virtual ha colaborado con Samsung para llevar la terapia del espejo a la realidad virtual a través de un sensor infrarrojo que copia la extremidad presente en el cuerpo del paciente y genera otra exactamente igual para que el paciente pueda ver de forma virtual que cuenta con el miembro que antes no tenia, mejorando los síntomas que provoca el síndrome del miembro fantasma.

Aún con los avances logrados, Samsung seguirá destinando recursos al trabajo e investigación de la realidad virtual en el campo de la medicina, por lo que en un futuro cada vez más pacientes podrán comenzar a tratar algunas molestias o realizar trabajos de rehabilitación desde la comodidad de su hogar con un teléfono y un visor de realidad virtual.

Desde la Red…
Comentarios