coltan00

¿Sabes lo que es el Coltán? Quizás nunca escuchaste hablar de él, pero es un mineral que se usa para la fabricación de componentes en los dispositivos móviles, teléfonos, tablets y en sí, prácticamente la mayoría de los equipos electrónicos. El coltán es una mezcla de minerales: columbio o niobo con tantalio. Su color es gris metálico oscuro. Su nombre es la combinación de columbita-tantalita. Como muchos minerales, tiene que extraerse y la República Democrática del Congo tiene las mayores reservas de Coltán en el planeta y en muchas ocasiones ha sido un tema casi de guerra en ese lado del mundo por hacerse de este mineral.

La República Democrática del Congo posee el 80% de las reservas mundiales estimadas de coltán. Existe una guerra en el Congo desde 1998. Según las Naciones Unidas, el Ejército Patriótico Ruandés ha montado una estructura para supervisar la actividad minera en Congo y facilitar los contactos con los empresarios y clientes occidentales. Traslada el mineral a Ruanda donde es procesado antes de ser exportado. Los destinatarios finales son Estados Unidos, Alemania, Países Bajos, Bélgica y Kazajistán. Esta guerra, directamente relacionada con la explotación de este mineral, arroja un saldo de más de 5,5 millones de víctimas, lo que supone el mayor número de muertes desde la Segunda Guerra Mundial. Cabe decir que México tiene las dos mayores procesadores de Coltán en el mundo.

Las aplicaciones de esta combinación de minerales tiene que ver en general con la fabricación de condensadores electrolíticos. Estos están presentes en un sinfín de aparatos electrónicos, cámaras, computadoras, teléfonos, etcétera. La ventaja de hacerlos con este material es que pueden hacerse más chicos y pueden además, dar una capacidad eléctrica más precisa y medible. De hecho, estos condensadores cada vez son más chicos y tienen una alta demanda, tan es así, que incluso son más costosos que los condensadores electrolíticos normales. Otra aplicación importante es en las comunicaciones ópticas. El niobato de litio (LiNbO3) se usa en guías de onda, moduladores y conmutadores optoelectrónicos o láseres. Este compuesto es fundamental para poder elaborar redes de fibra óptica más rápidas y eficientes.

El interés comercial se basa en extraer el tantalio (Ta), un metal de transición muy resistente a la corrosión e inerte. Esto lo hace muy bueno para sustituir al platino en equipos de instrumentación, por ejemplo. Pero las necesidades crecieron cuando llegó la telefonía móvil. Claramente los equipods móviles requieres de piezas más chicas que los de escritorio y debido a ello, los componentes, como los ya mencionados condensadores, son más susceptibles de miniaturizarse con ayuda de este compuesto.

Ya el tantalio se usaba en otras industrias, por ejemplo, fabricar resistencias de alta potencia, o en súper-aleaciones empleadas en las turbinas de aviones e incluso en reactores nucleares. También se ha usado en prótesis humanas. Es pues un metal muy usado pero hasta la llegada del teléfono celular, no se habían requerido las cantidades masivas de tantalio que ahora se necesitan.

El tantalio fue bautizado en honor al Tántalo, de la mitología griega; su hija Niobe fue la que dio nombre al niobio (símbolo Nb). El niobio se descubrió analizando los restos obtenidos de la producción de tantalio. Aparte de esto, el niobio es un metal de transición bastante similar al tantalio (se encuentra encima de él en la tabla periódica), aunque más ligero. Sólo una pequeña parte del niobio se usa en electrónica (por  tanto, el tantalio es más ‘culpable’ de la moda del coltán). Aun así, sus propiedades lo convierten en un material cotizado.

Es curioso todo esto, porque de alguna manera nos da información que probablemente jamás habíamos considerado cuando nos hacemos de un teléfono celular. Quizás nunca habíamos pensado siquiera qué materiales electrónicos contienen los dispositivos móviles que usamos todos los días, y menos, probablemente, de que muchos materiales salen de la tierra y que hay que procesarlos. Cuando uno se entera de todo etso parece magia que podamos tener un teléfono inteligente, moderno, como los que disfrutamos, ¿o no?

Referencias:

Coltán

Enlaces Patrocinados
Comentarios