Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Samsung y Apple, más que buenos amigos, son dos compañías que al mezclar sus nombres podrían catalogarse como sinónimo de rivalidad. Compiten en muchos sectores tecnológicos, principalmente en el de los smartphones y en más de una ocasión se han visto inmiscuidos en peleas legales en las cortes de varios países del mundo.

Sin embargo, esta no es razón suficiente para que ambas empresas puedan estrechar la mano a la hora de hacer negocios, y es que todo parece indicar que han cerrado un acuerdo millonario para que sea Samsung Display, compañía subsidiaria de Samsung Electronics, la encargada de fabricar el 80% de los paneles OLED para la siguiente generación de teléfonos iPhone.

¿Qué iPhone tiene la mejor batería?

Apple vende aproximadamente 200 millones de teléfonos al año y Samsung fabricará 160 millones de paneles OLED para los siguientes modelos. Dada la cantidad de pantallas creadas puede ser que no solo el ya mencionado iPhone X sea el único con pantalla OLED, sino que el iPhone 7s Plus será otro modelo que incluya esta nueva tecnología para los teléfonos de Apple .

Según fuentes internas de Samsung, Apple pagará 4.3 mil millones de dólares por todo el lote de paneles OLED fabricados por la firma coreana, aunque ninguna de las dos empresas se ha pronunciado oficialmente ante este nuevo trato comercial.

Samsung es la marca líder en pantallas OLED, de hecho el 70% de todos sus dispositivos lleva este tipo de paneles, incluyendo la mítica gama S y Note. Por otra parte, Apple será la primera vez que utilice este tipo de tecnología en sus teléfonos; de hecho, nunca había utilizado una pantalla construida por Samsung. Los anteriores modelos del iPhone usaban pantallas de LG Display, Japan Display y Sharp.

¿Pagarías 1,000 dólares por el nuevo iPhone?

Se rumora que el iPhone X será también el primer equipo en contar con una pantalla OLED de laterales curvos , carga inalámbrica, lector de huellas dactilares y botón de inicio integrado en la pantalla, y un posible escáner de retina.

De ser así, sería un iPhone insólito, no por las novedades que otros fabricantes ya incluyen, sino porque Apple no acostumbra integrar elementos no probados durante un tiempo en el mercado, como lo sería el escáner de iris y  el lector de huellas en pantalla.

Referencias: GSMArena, The Investor

Desde la Red…
Comentarios