Debido al escándalo en torno al fallo del Galaxy Note 7, Samsung aseguró a los propietarios del Galaxy S7 que su dispositivo es completamente seguro y que no sucederá nada parecido al lamentable suceso con las baterías.

Los seguidores de la marca surcoreana, están preocupados de que la serie Galaxy S7 sufra el mismo destino. La incertidumbre se ha acentuado por recientes informes de que algunos dispositivos S7 han explotado en las últimas semanas, pero Samsung ha emitido una declaración que espera aliviar los temores de los que poseen un teléfono inteligente de esa línea:

Samsung está detrás de la calidad y seguridad de la familia Galaxy S7. No han habido casos confirmados de fallas internas de la batería con estos dispositivos que están siendo utilizados por más de 10 millones de consumidores en Estados Unidos; sin embargo, hemos confirmado una serie de casos causados por graves daños externos. Hasta que Samsung pueda obtener y examinar cualquier dispositivo, es imposible determinar la verdadera causa de cualquier incidente.

De cualquier forma, Samsung se podría encontrar en problemas más profundos el año que viene, ya que la gente está comenzando a temer la posibilidad de que suceda el mismo fallo a futuros teléfonos. Y es que la preocupación radica en que la compañía no ha determinado la causa real del sobrecalentamiento y la explosión.

En teoría no deberían haber preocupaciones en torno a la línea S7, pero si tu idea es conseguirlo próximamente, quizá lo mejor sea esperar al Galaxy S8, el cual seguramente valdrá la pena y tendrá mejoras en su calidad.

Ahora que la prometedora línea de Note 7 dejó de venderse, Samsung mantiene su negocio de teléfonos inteligentes a raya gracias a las ventas del Galaxy S7 y S7 Edge.

No obstante, Samsung podría levantar aún más sus ganancias con la llegada del nuevo Galaxy S8 durante la próxima primavera, pero debe mantener limpia su imagen para que siga teniendo credibilidad como compañía.

Referencia: Samsung

Enlaces Patrocinados
Comentarios