Días atrás, Samsung anunció que su modelo Galaxy S, que ha adquirido mucha popularidad, no tendría actualización a Ice Cream Sandwich. Ante estas noticias, muchos usuarios han manifestado su descontento y al parecer la empresa coreana pensará mejor las cosas respecto a la decisión previamente mencionada.

Tanto el Galaxy S como la Galaxy Tab 7.0 fueron descartadas inicialmente para recibir la versión 4.0 de Android debido a que la interfaz TouchWiz que Samsung agrega a sus equipos no permitiría que los dispositivos mencionados corran de manera fluida el sistema operativo en su última actualización.

Según el periódico coreano Ajnews, Samsung ha prometido volver a evaluar la situación y ver la posibilidad de que el smartphone y la tableta puedan usar Android Ice Cream Sandwich.

Aún no se sabe cuándo es que Samsung podrá emitir una decisión final respecto al futuro de ambos aparatos, sin embargo, lo que está claro es que los miles de usuarios que han adquirido un Galaxy S no aceptarán una respuesta negativa.

Ice Cream Sandwich es la verión más reciente de Android que Google presentó hace unas semanas. En esa plataforma existen cambios en la interfaz, aplicaciones y otras mejoras en las que Google trabajó para tratar de entregar una experiencia más grata al usuario.

Fuente: The Verge

Enlaces Patrocinados
Comentarios