Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Apple es una de las compañías con políticas más estrictas en lo que a garantías de productos se refiere. En el pasado no podías llevar ninguno de tus dispositivos de esta marca a reparar a un lugar no autorizado sin tener el gran riesgo de perder la garantía.

Si bien la garantía que ofrece la marca no es ninguna maravilla -consta de un año por defectos de fabricación como la de muchos otros productos- en la mayoría de lo casos te reemplazan el artículo sin chistar o lo reparaban en un tiempo bastante razonable y rápido.

La marca de la manzana ha decidido ser un poco más flexible cuando tengas que reclamar la garantía si es que hiciste una reparación con un técnico no certificado por Apple.

Evidentemente existen algunas condiciones para que los técnicos certificados puedan cubrir la garantía y es que si alguno de los componentes está dañado o tan solo si la carcasa presenta abolladuras o signos de que no se abrió correctamente la garantía será invalidada.

¿Habrá innovaciones en el siguiente iPhone?

Una de las reparaciones a la que los usuarios acuden con más frecuencia en lugares no autorizados es para cambiar una pantalla rota o dañada, antes esto eliminaba automáticamente la garantía para el usuario y el aparato. Claro, cambiar una pantalla con un técnico no autorizado puede tener un ahorro de hasta el 60 por ciento del costo con Apple.

Otra de las condiciones para que Apple pueda validar la garantía una vez que ha sido intervenido por otra persona es que ésta esté vigente, ya sea la póliza que incluye el dispositivo de fábrica o la garantía extendida Apple Care.

Refrencia: AppleInsider, MacRumors

Desde la Red…
Comentarios