Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

 

1000 dólares es mucho dinero, y además, es una de esas barreras psicológicas pues se está pagando algo de cuatro cifras (¡y en dólares!) e incluso, para un país como Estados Unidos, no es una cantidad despreciable. Un 30% de los estadounidenses indican que no estarían muy contentos de pagar por un teléfono semejante cantidad y un 50% comentó que esto simplemente era demasiado. Curiosamente, John Gruber ha dicho que todas las especulaciones son incorrectas y que el precio del próximo iPhone será incluso mayor de los 1200 dólares.

Hay también especulaciones sobre el nombre del iPhone 8, el cual algunos indican que se llamará iPhone Pro. De acuerdo a Gruber, el iPhone 8 saldría con un precio de 1500 dólares. Si es así, seguramente las expectativas de lo que puede hacer un teléfono así deben ser tan altas como las especulaciones sobre su precio.

Sin embargo, quizás el precio alto es exagerado y Gruber piensa que un valor más realista serían unos 1300 dólares. Pensar en 1500 dólares parece demasiado alto pero 1200 dólares parece un buen precio de salida, con un precio entre 1300 y 1400 dólares para los modelos de más prestaciones.

Éste podría ser el diseño final del iPhone 8

Un argumento interesante es que Apple está limitada sobre lo que puede hacer un teléfono porque cualquier tecnología que se incluya en el dispositivo tiene que estar disponible en grandes volúmenes. Y si piensa Apple que puede vender pocos teléfonos a un altísimo precio, el dispositivo debería dar más opciones.

Hay quien dice que Gruber está siendo pagado por Apple para preparar el terreno sobre el eventual precio alto de Apple. Gruber rechaza estas afirmaciones indicando que esto es solamente una opinión personal.

Y aunque su argumento es que Apple tendría que ofrecer algo realmente especial si pone un alto precio en su teléfono y que, de acuerdo a Gruber, solamente podría ocurrir si Apple hace una producción masiva. No obstante esto, hay razones para cuestionar esta idea.

Primero, los primeros clientes de Apple se resisten a pagar más de 1000 dólares por un teléfono. No parece haber un teléfono inteligente que de verdad valga más de 1000 dólares. Una MacBook cuesta unos 1300 dólares. ¿Cómo justificar un precio así para un teléfono, aunque sea de Apple? La mayoría de la gente que usa dispositivos de la manzana indican que de ninguna manera pagarán 1000 dólares o más por el siguiente teléfono.

Segundo, Gruber está realmente sugiriendo que se trata de un teléfono de edición especial, lo cual podría entonces moverse por encima de los precios tradicionales que Apple pone en general en sus teléfonos. Y por supuesto, hay gente de dinero que paga grandes cantidades por dispositivos que pocos pueden adquirir, pero evidentemente se espera que estos duren toda la vida (por ejemplo, los relojes Rolex). Pero, si se trata de un teléfono, que en un par de años será obsoleto, ¿valdrá la pena pagar ese precio del que se habla?

El próximo iPhone 8 podría tener escáner de iris y reconocimiento facial

Tercero, aunque Gruber pueda tener razones para hacer fuerte su teoría, la realidad es que Apple ha colocado órdenes con Samsung por al menos 70 millones de dólares y posiblemente tanto como 92 millones en pantallas OLED. De hecho, Samsung está pronosticando utilidades récord basadas en las órdenes colocadas de Apple.

Estos números, hay que aclarar, son por un período de un par de años, por lo que habría que saber las intenciones de Apple sobre el volumen de ventas de este nuevo iPhone 8. Por otra parte, Samsung es casi la única empresa que fabrica pantallas OLED para los teléfonos, aunque Apple ha dicho que podría llegar a un muy buen acuerdo con LG para altos volúmenes de pantallas, lo que podría justificar la siguiente línea de producción del iPhone.

Y la pregunta del día, lector/lectora binario/a. ¿Te comprarías un teléfono Apple que costara arriba de los 1000 dólares?

Referencia: 9to5mac 

Desde la Red…
Comentarios