Tecnología para ver a través de las paredes con un celular

Enhorabuena para aquellos que siempre quisieron la visión de rayos X que tiene Superman. En la Universidad de Texas en Dallas, un equipo de investigadores, dirigido por el profesor Kenneth O, ha creado una tecnología con la que los teléfonos inteligentes y cámaras del futuro podrían ‘ver’ a través de las paredes.

En este trabajo de investigación se han usado dos avances científicos, uno que envuelve el uso de espectro electromagnético sin usar y otra que conlleva el uso de tecnología basada en microchips. En la banda de terahertz del espectro necesaria para que esto funcione no se podía usar por la mayoría de dispositivos electrónicos, pero esto está por cambiar.

“Hemos creado acercamientos que abren una parte sin explotar del espectro electromagnético para el uso de los consumidores y en aplicaciones médicas”, dijo el doctor Kenneth. “El rango de terahercios está lleno de potencial ilimitado que podría beneficiarnos a todos”. Gracias a esto, se pueden crear imágenes en la banda de terahertz sin necesidad de utilizar varios lentes dentro de un dispositivo, sino que recurre a un sensor CMOS.

“CMOS es asequible y se puede utilizar para hacer un muchos chips,” dijo el doctor S. “La combinación de CMOS y terahertz implica que uno puede poner el chip y el receptor en la parte posterior de un teléfono móvil, convirtiéndolo en un dispositivo portátil que podrá ver a través de los objetos.” Debido a los asuntos de privacidad, el doctor O y su equipo han hecho que el uso de esta tecnología funcione en un rango de distancia menor a 10 centímetros.

Este logro tecnológico podría ser útil para encontrar alguna instalación eléctrica en la pared, detectar dinero falso o autenticar documentos, por ejemplo. Según el doctor Kenneth, hay muchos usos posibles, pero aún no se ponen a pensar en ello.

¿Cuál sería el  uso que tú le darías a esta revolucionaria idea? Lo que es muy seguro es que se atenga a una controversia cuando esté disponible por el mencionado asunto de la privacidad.

Fuente: University of Texas at Dallas, Popsci

Enlaces Patrocinados
Comentarios