Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

El año pasado, Google nos sorprendió al hacer el lanzamiento de su nueva gama de smartphones llamados Pixel, que eran la evolución de los Nexus, pero que ahora estarían enfocados en ser equipos de gama alta y diseñados en su totalidad por Google, lo que les daba el derecho de ser los mandamás en el hardware y software de sus teléfonos, un movimiento para competir directamente contra los iPhone de Apple.

Este año conoceremos la segunda versión de los Pixel, cuyos rumores apuntan a que serán los primeros en comercializarse de forma internacional, que podrían eliminar el puerto de 3.5 milímetros para los audífonos y además incluirán pantallas OLED flexibles fabricadas por LG.

Para evitar problemas con el abastecimiento de pantallas flexibles en sus nuevos teléfonos, Google está dispuesta a invertir 880 millones de dólares a la división de LG especializada en este tipo de hardware, oferta que LG se encuentra estudiando antes de cerrar el acuerdo con la compañía norteamericana.

Estos son los smartphones Android más seguros actualmente

Los actuales Pixel y Pixel XL cuentan con pantallas AMOLED creadas por Samsung, sin embargo, para este año Google busca tener una pantalla que ocupe la mayor parte del frontal y cuente con bordes curvados como los nuevos Galaxy S8 y S8+, y aunque Samsung es especialista en este tipo de componentes, ya tiene un acuerdo con Apple para fabricar 160 millones de paneles OLED, de los cuales 90 millones de estos deberán ser flexibles, pues serán los que se incluyan en el iPhone 8 o X, por lo que debe suministrar las pantallas de sus nuevos Galaxy S8 y S8+, así como los del iPhone 8, 7s y 7s Plus.

Google y LG llevan varios años con una buena relación comercial, ya que construyeron tres Nexus, obtuvieron el permiso de que su LG G6 fuera el primer teléfono no Pixel en tener Google Assistant de fábrica, fueron los primeros en tener Android Wear 2.0 en sus LG Watch y Watch Sport y podrían ser los encargados de fabricar el Pixel 3.

Que Google apueste por el LG parece que viene a reforzar su relación comercial con la empresa surcoreana, que durante años ha peleado duro contra Samsung para demostrar que sus pantallas OLED son tan buenas como las Super AMOLED de sus compatriotas.

¿Cuál será el fabricante de los próximos Google Pixel?

Si LG acepta la millonaria inversión de Google este año tendremos a 4 de las principales compañías tecnológicas utilizando pantallas OLED, lo que traerá mejores resultados en la experiencia multimedia de los usuarios que apuesten por los teléfonos insignia de estas compañías.

Referencias: 9to5Google, DigitalTrends

Desde la Red…
Comentarios