Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Desde los últimos días de 2010 se intensificó la dura batalla por establecer las tarifas de interconexión para las llamadas entre operadores en México. Esta tarifa corresponde al pago realizado entre operadores por terminar una llamada en la red de otro operador.

¿Cómo se fija esta tarifa? Pues la misma ley define que esta tarifa será libremente negociada entre las distintas empresas de telecomunicaciones y, únicamente, intervendría la autoridad en caso de desacuerdo entre las mismas para permitir, al menos, dejar funcionar al mercado antes de emplear medidas regulatorias.

Por otra parte, varios organismos internacionales como la Unión Internacional de Telecomunicaciones (ITU), la Organización Mundial del Comercio (OMC) y la misma Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) han recomendado que estas tarifas se orienten a los verdaderos costos de terminación de las llamadas para evitar distorsiones de mercado y, por lo tanto, ineficiencia en la provisión de servicios.

De esta manera, toda esta discusión se debe a que no se pusieron de acuerdo los operadores en la tarifa para los próximos años, principalmente, los operadores fijos al denunciar que dichas tarifas se encuentran muy por encima de los costos de los operadores móviles impidiendo una sana competencia en el sector.

En contraparte, los operadores móviles con mayor participación de mercado han criticado duramente el modelo utilizado por la autoridad para establecer los verdaderos costos y, como todas las acciones regulatorias, terminan en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), donde los temas por demás complejos de las telecomunicaciones, buscarán tomar su cauce. Claro, esto será mucho tiempo después con impactos negativos para los usuarios y a la competitividad nacional.

En específico, los operadores móviles más grandes proponen una tarifa de $0.95 pesos por minuto, en el que a partir del segundo minuto ya se cobre por segundo. ¿Buena? Mejor de la que pagábamos antes, pero no es suficiente. La autoridad en materia de telecomunicaciones (COFETEL), por su parte, definió que el costo por terminación de llamadas en redes móviles es de $0.39 pesos por minuto, decisión que ha sido aplaudida por el resto de las empresas de telecomunicaciones.

¿Qué sigue? Este tema solo se va enredando más con multas por prácticas monopólicas relativas, y lo que muchos creen que es la otra cara de la moneda: el retraso de la migración a la televisión digital terrestre por parte de las televisoras conocido como Apagón Analógico.

Será fundamental la decisión que tomen los ministros de la SCJN y el tiempo en el que lo resuelvan. Esto sin duda sentará un precedente para poder dar, por fin, un poco más de certidumbre jurídica a las elevadas inversiones en infraestructura que necesita nuestro país.

En tu opinión, ¿Cómo crees que se pueda resolver de la mejor manera esta situación?

 

Desde la Red…
Comentarios