Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Patrones digitales Ginebra

El teléfono celular es una herramienta esencial para nuestra vida, basta decir que lo cargamos todo el tiempo, donde quiera que vayamos. Es el centro de nuestra comunicación e información en este mundo hiperconectado que cada vez tolera menos que nos desconectemos. Basándose en esta conclusión, en la ciudad de Ginebra, en Suiza, se decidió visualizar los patrones digitales creados por los celulares de sus habitantes.

El objetivo de la instalación Ville Vivante era hacer que estos datos fueran visibles para que pudiéramos explorar las corrientes (casi parecen marinas) de gente conectada en toda la ciudad, en su vida cotidiana.

En 2010 se vendieron cerca de 1.6 billones de teléfonos, el 19% de ellos eran smartphones. En el mismo año, el número de suscripciones a dispositivos móviles en Suiza rondaba los 10 millones, un número mayor que la cantidad de personas que viven en el país. Cerca del 25% de estos teléfonos tenía conexión a internet.

Todos los dispositivos dejan patrones digitales permanentes que interactúan con la infraestructura del país. Durante un día, los suscriptores de Swisscom, una telefónica suiza, hacen 2 millones de llamadas. Esta información ofrece una nueva perspectiva de la ciudad, como se aprecia en el video.

Generalmente, los rastros digitales permiten revelar información que es invisible con las técnicas de visualización tradicionales, como la cartografía. Con ellos, podemos conocer la movilidad de una ciudad o una calle y, por lo tanto, la representación de espacio ‘viviente’, animado por la gente.

¿Cómo serán las corrientes en la Ciudad de México?

 

Desde la Red…
Comentarios