ios7-00

Apple ha anunciado sus nuevos teléfonos, uno de plástico, el cual se supone busca conquistar el mercado chino y otro más costoso, con ciertas innovaciones interesantes. ¿Qué es pues lo que hay para el desarrollador de apps ahora? De los dos teléfonos, el 5C y el 5S es este último el que ofrece más interés desde el punto de vista del desarrollador. El 5C es la versión 5, con carcaza de plástico, que supuestamente buscará atacar los mercados en donde el iPhone no es lo suficientemente barato para ser un competidor real. El 5C tiene un precio inicial -en los Estados Unidos- de 99 dólares, aunque obligan al comprador a un contrato de dos años. Si no se quiere tener un contrato de por medio, el precio será de 599 dólares, ninguna ganga finalmente. Y si a esto le añadimos que las telefónicas aquí en México pondrán sus propios precios, me parece que lo de cheap-barato, será una mera ilusión.

Pero regresando al tema, el 5S introduce tres nuevas características:

  • un procesador de 64 bits
  • un sensor de huellas digitales
  • un coprocesador de movimiento

El primer impacto en términos de un procesador de 64 bits, un A7, es que simplemente será más rápido y responderá mejor. Lo que puede ser en parte una dificultad es que al cambiar a esta arquitectura habrá que recompilar muchas apps. Apple dice que iOS7 ha sido recompilado y modificado para correr en esta nueva arquitectura. Hay de hecho una versión de 64 bits de OpenGL ES 3 para ser usada en lo que Apple ha descrito como “más allá de las gráficas a nivel consola”. Las herramientas de desarrollo se han actualizado para incluir un compilador de 64 bits el cual puede crear binarios en 32 y 64 bits. Sin embargo, la velocidad se incrementa en un factor de dos cuando se usan 64 bits y en más de 50 veces para las gráficas, comparado con el iPhone original.

El sensor de huellas digitales suena como un avance pero realmente este iPhone no es el primero que tiene este tipo de sensor. Hay dispositivos Android con sensores de huellas digitales, aunque en realidad jamás parecen haber sido interesantes por ello. Incluso en Windows 8.1 hay un API para huellas digitales el cual presumiblemente se podría usar también en la siguiente versión de Windows Phone.

Lo que importa es en este caso quizás es la calidad de la implementación. Aparentemente es decepcionante que el sensor de huellas digitales solamente trabaja para desbloquear el teléfono y para permitirle a los usuarios comprar cosas desde iTunes. Los desarrolladores no tendrán por lo pronto acceso a sus propios procedimientos de validación. Esto probablemente se hizo por motivos de seguridad. Si se crea -eventualmente- un API para usar el sensor, ya más de uno hallará maneras de usarlo que nunca hubiésemos podido imaginar. Cabe decir que las huellas digitales para validar al usuario se guardan localmente en el teléfono y no en algún servidor externo.

Finalmente, el coprocesador M7 de movimiento. Éste es un pequeño cpu diseñado para monitorear los datos de la brújula, giroscopio y acelerómetro. Exactamente qué procesamiento ocurre no está muy claro, pero hay un API llamado CoreMotion que permite acceder a la información para monitorear por ejemplo, apps que sirven para ejercitar al usuario.

Uno podría esperar que un procesador de 64 bits podría impactar el desempeño de la batería, pero el 5S se dice, puede durar hasta 40 horas. Así pues, hay muchas bondades de este nuevo teléfono 5S y quiero creer que si este teléfono se vende bien, las siguientes versiones y modelos incorporarán estos avances.

Referencias:

i-programmer

Enlaces Patrocinados
Comentarios