Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Durante una plática reciente en la Kenyon University, el director del FBI, James Comey, dijo que el método que usó la organización para desbloquear el iPhone utilizado en el tiroteo de San Bernardino, un 5c, no funciona en la mayoría de los modelos del smartphone.

“El litigio entre el gobierno y Apple sobre el teléfono de San Bernardino terminó porque el gobierno compró, a una tercera parte, la manera de entrar en el dispositivo”, admitió Comey. El FBI anunció a finales de marzo que había encontrado la manera de entrar en el teléfono, pero hasta ahora no se sabía cómo.

En cuanto a los límites de la herramienta adquirida, según Comey, ésta sólo sirve para descifrar un número muy limitado de modelos de iPhone y aún no han determinado si compartirán la información con Apple, ya que la compañía podría arreglarlo y volverían a estar en el mismo lugar donde empezaron.

Las técnicas empleadas por el FBI no han sido confirmadas pero todo apunta a que para acceder al iPhone de los terroristas de San Bernardino se probaban múltiples credenciales de acceso copiando el contenido original de la memoria flash del teléfono, pudiendo reiniciar el contador de intentos fallidos. Esto ya no es posible hacerlo en teléfonos iPhone con el chip A7 de Apple ya que en la memoria flash también quedan registrados los intentos de acceso al equipo.

A pesar de esta información, no parece claro que la privacidad de los últimos iPhone (o cualquier otro smartphone) esté garantizada al 100%, ya que lo último que querría el FBI sería dar una pista a los terroristas para que solo tengan que comprar teléfonos más avanzados y proteger de ese modo sus datos y comunicaciones.

Referencias: LiveStream, The Verge, Fortune

Desde la Red…
Comentarios