Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Casi toda persona que es propietaria de un iPhone, ha tenido la horrible experiencia de tirarlo accidentalmente, provocando que la pantalla se quiebre y repararla no es nada económico.

Como solución, hay tiendas no oficiales que ofrecen un reemplazo de pantalla a precios más accesibles y nadie había estado incómodo con esa alternativa, pues el dispositivo continuaba funcionando perfectamente igual; sin embargo, parece ser que Apple ya está tomando cartas en el asunto para impedir que los usuarios compren pantallas que no sean oficiales.

La más reciente actualización iOS 11.3 está generando gran polémica, ya que aparentemente “asesina” a todos los dispositivos iPhone 8 que han reemplazado la pantalla con una no oficial. Bueno, no “asesina” como tal; tampoco hay que alarmarnos, en realidad solamente se deshabilita la función táctil de la pantalla.

Apple libera iOS 11.3 y éstas son sus novedades

Todo parece indicar que la actualización iOS 11.3 al detectar que una pantalla fue reemplazada, automáticamente provoca que el “touch” deje de funcionar. De igual modo, iOS 11.3 permite que los usuarios elijan ralentizar sus dispositivos o no, después de una polémica que Apple vivió hace algunos meses, donde algunos consumidores acusaron a la compañía por generar que los iPhone antiguos fueran más lentos.

Esto significa que si deseas que tu iPhone 8 vuelva a la normalidad, deberás ir a un servicio técnico oficial de Apple para hacer que funcione de nuevo, poniendo la pantalla original. Sin embargo, parece ser que no son muchos los usuarios afectados, ya que la mayoría de los dispositivos de este modelo vendidos están aún en garantía o cuentan con AppleCare para proveer de una pantalla nueva en caso de accidente.

¿De dónde surge el problema con iOS 11.3?

El inconveniente surge a partir del pequeño procesador que sirve de puente entre el software de iOS y la pantalla de iPhone. Si ésta no es la OLED que Apple compra directamente a Samsung, la funcionalidad táctil deja de responder a las demandas del usuario. Sí, quizá no sea el fin del mundo, pero no podemos estarle hablando a Siri todo el tiempo para que haga las cosas por nosotros… aún no estamos en ese nivel.

Si cuentas con un iPhone 8 con pantalla reemplazada, actualizaste a iOS 11.3 y notas que todo está bien, estás del otro lado. De lo contrario, tal vez debas acudir a una sucursal de Apple para conseguir la pieza original.

Hay quienes dicen que éste es otro de los intentos de la compañía por obligar a los usuarios a seguir consumiendo con Apple; aunque, para la compañía, es importante asegurarse de que todos los componentes sean oficiales para garantizar que un iPhone rinda al 100 por ciento sin ningún inconveniente.

A la próxima vez que queramos reparar un iPhone en un centro técnico ajeno a la compañía, tal vez debamos pensarlo dos veces.

Apple es demandada por el sensor de ritmo cardíaco que tiene Apple Watch

¿Con qué objetivo crees que Apple tome este tipo de decisiones?

Comentarios