Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Recientemente comenzaron a aparecer reseñas de una estrella en Amazon para versiones de 128 GB del iPhone 6s. Y es que al parecer esto se debe a que los usuarios que compraron esta edición liberada del teléfono por 900 dólares recibieron un pedazo de plastilina en lugar del dispositivo en sí. Sin embargo, todo se trata de un plan con maña.

Es innegable que de vez en cuando existen personas que quieran pasarse de listos y estafen a otras directamente sin pasar por intermediarios al momento de hacer una compra, pero ¿cómo es posible que esto haya pasado tantas veces en Amazon, si la tienda en línea cuenta con estrictas políticas de protección al usuario?

Pues bueno, parece que en esta ocasión no fueron los vendedores los que quisieron estafar sino los propios compradores. El proceso funciona así:

1.- Los estafadores crean una nueva cuenta de Amazon
2.- Los estafadores compran un iPhone usando un método legítimo de pago
3.- El vendedor envía el iPhone con el número de rastreo y UPS o FedEX registra el peso del paquete
4.- El estafador recibe el paquete, cambia el iPhone por plastilina para que coincida con el peso original y se embolsa el dispositivo
5.- El estafador publica una reseña con fotografías mostrando “evidencia” de que no se envió ningún iPhone y abre un reclamo de garantía contra el vendedor
6.- Si el vendedor depende del peso registrado por UPS o FedEX para verificar el envío (lo cual la mayoría hace) y no tiene otra prueba de que en realidad envió un iPhone, entonces Amazon resuelve el caso a favor del estafador al regresarle el dinero de su comprar y permitiendo que se queden su iPhone robado.

Este proceso generalmente funciona porque Amazon favorece fuertemente a los consumidores al momento de ejercer el proceso de garantía y los vendedores no tienden a grabar evidencia en video al momento de enviar mercancía cara.

Además, el estafador incurre en un riesgo muy pequeño. Si gana 1 de cada 10 reclamaciones, se embolsa casi 1,000 dólares. Para las 9 restantes reclamaciones, sólo tiene que revender los teléfonos y los únicos costos que tiene que cubrir son los de los envíos, que es algo que pagan los iPhone libres que recibe sin ningún problema.

Debido a que los estafadores crean una nueva cuenta cada vez, que es algo evidenciable al ver los perfiles de los compradores de los individuos publicando reseñas fraudulentas, es difícil para Amazon distinguir entre reclamaciones legítimas de las que no lo son.

Referencias: Coryklein, BGR

Desde la Red…
Comentarios