Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

 

 

 

El día de hoy se anunció la adquisición de Motorola por parte de Google por 12 mil 500 millones de dólares, desafortunadamente para unos casos, y afortunadamente para otros, dicha compra afectará a varias empresas que tienen fuertes asociaciones con Google para utilizar su sistema operativo móvil: Android.

HTC dijo este mismo día que la relación de su empresa con Google permanecerá siendo la misma tras el trato. “Apoyamos la adquisición de Motorola Mobility por parte de Google ya que es un desarrollo positivo en el ecosistema Android, que creemos es benéfico para la promoción de los teléfonos Android de HTC,” dijo un vocero de  HTC.

Adicionalmente, otras compañías como Samsung, Sony Ericcson y LG dijeron estar también de acuerdo con la situación e hicieron declaraciones referentes a ello en las que se muestran bastante complacidos.

“Recibimos de buena manera las noticas del día de hoy, que demuestran el compromiso profundo de Google en la defensa de Android, sus socios y el ecosistema,” dijo J.K. Shin, Presidente de la división de Comunicaciones Móviles en Samsung.

“Doy la bienvenida al compromiso de Google en la defensa de Android y sus socios,” dijo el Presidente y Director Ejecutivo de Sony Ericsson, Bert Nordberg.

Finalmente, el Presidente y Director Ejecutivo de LG, Jong-Seok Park dijo “damos la bienvenida al compromiso de Google por la defensa de Android y sus socios.

Tras estas declaraciones, uno pensaría que todo pinta de color de rosa para la interacción que Google tendrá con esas compañías en el futuro, sin embargo, hay factores que indican que no tiene que ser así necesariamente.

El caso aquí es que Google no necesitaba comprar a Motorola, se pudo conformar con simplemente tener las licencias de las patentes que tiene esa empresa, no obstante, Google pudo haberla adquirido a raíz de la sensación de estar perdiendo el control de la “experiencia Android” en los dispositivos y al parecer un solo teléfono Nexus al año no es suficiente.

Android es, por supuesto, una plataforma abierta, pero sigue siendo propiedad de Google y por lo tanto, esa firma está buscando ampliar su presencia a no solo el software, sino también al hardware.

Lo que no se ve a simple vista con tanto optimismo vertido en las declaraciones de HTC, Samsung, Sony Ericsson y LG, es que en realidad todo podría ponerse muy complicado para ellos al dejar de competir no solo con uno de los mejores vendedores de dispositivos Android, sino con Google en sí mismo.

El resultado ante esto es que muy posiblemente veremos más movimientos como el de HTC con Beats de hace unos días con el que se buscará ofrecer algo diferente a los competidores para evitar perderse en un mercado homologado.

Quizá ahora la decisión de Nokia al unirse con Microsoft no se ve tan desquiciada. La finlandesa aseguró que no quería ser uno más de los fabricantes de móviles con Android, sino que buscaba dar una oferta distinta a la existente.

En referencia a Nokia, también recibió una salpicada del movimiento de Google y Motorola puesto que el día de hoy sus acciones incrementaron su valor en un 10%, después de haber tenido muchas pérdidas en los últimos meses. Aunado a esto, Nokia sigue teniendo una serie de patentes en su posesión que la vuelven muy atractiva para ser adquirida por algún otro nombre fuerte en el mercado.

Lo que sea que esté por venir para la telefonía móvil, sabemos que Google es en el presente una pieza clave, así que, básicamente, cualquier decisión que esa empresa tome puede mover mucho el terreno. Veremos qué es lo que sucede en los próximos meses.

Fuente: BGR 1, 2, Reuters

 

Desde la Red…
Comentarios