Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Samsung, la semana pasada, anunció que el modelo Galaxy S, uno de los que tiene más éxito en ventas por parte de la empresa coreana, no recibiría actualización alguna a Ice Cream  Sandwich, el nuevo sistema operativo de Android. Después supimos que la compañía pensaría mejor las cosas, pero finalmente se ha decidido que no se hará acción alguna al respecto.

La razón por la que el nuevo software no llegará al Galaxy S, de acuerdo con Samsung, es que las capacidades de la terminal no son suficientemente altas para correr la plataforma de Google con la personalización TouchWiz que Samsung coloca en la versión para sus dispositivos.

Debido al descontento de los propietarios de Galaxy S ante las noticias, Samsung había puesto sobre la mesa la opción de compensar a esas personas con un paquete de utilidades que asimilarían la experiencia de Android 4.0 sin tener que instalar la nueva plataforma.

Desafortunadamente, la empresa ha anunciado que ni la nueva plataforma o el paquete de utilidades llegarán al dispositivo en cuestión debido a que el hardware simplemente no podría correr nada de eso de forma satisfactoria para el usuario.

Esto será especialmente desagradable para aquellos que tengan un plan a 1 o dos años con un Galaxy S y que esperaban que su teléfono pudiera recibir algunas nuevas características en el tiempo que lo poseyeran.

Fuente: The Next Web

 

Participa en nuestra encuesta:
Desde la Red…
Comentarios