original

Uno podría suponer que el hecho de que ahora estemos conectados a Internet prácticamente las 24 horas podría volvernos más productivos, considerando el amplio número de herramientas que permiten realizar múltiples tareas incluso fuera de la oficina. Sin embargo, un nuevo estudio, de las universidades de Würzburg y Nottingham-Trent, revela que si se apaga el celular, la productividad aumenta en un 26%.

El estudio fue comisionado por Kaspersky Lab y  mostró que el desempeño de los empleados mejoró un 26% cuando se les quitaron los teléfonos celulares. El experimento probó el comportamiento de 95 personas, de entre 19 y 56 años de edad en los laboratorios de las universidades mencionadas.

El experimento mostró que hay una correlación entre los niveles de productividad y la distancia entre los participantes y sus teléfonos inteligentes.

Contrario a las expectativas, la ausencia de los celulares no hizo que los participantes en el experimento se sintieran nerviosos. Hay que decir que los niveles de ansiedad fueron consistentes a lo largo del experimento. Sin embargo, las mujeres se mostraron siempre más ansiosas que los hombres. Los investigadores concluyeron que los niveles de ansiedad en el lugar de trabajo no son afectados por la ausencia de los teléfonos celulares, pero que pueden impactar más o menos de acuerdo al género de la persona.

Estudios previos mostraron que el separarse del teléfono celular tiene efectos negativos, por ejemplo, el incremento en la ansiedad, pero los estudios han demostrado que el teléfono personal puede actuar como un distractor. En otras palabras, la ausencia y presencia del teléfono podría modificar la concentración de las personas”, explicó Jens Binder, de la Universidad de Nottingham-Trent.

“Nuestros descubrimientos (en este estudio), indican que la ausencia de los teléfonos celulares mejora la concentración”, añadió Astrid Carolus, investigadora de la Universidad de Würzburg.

Estos resultados se correlacionan con lo hallado en una experiencia anterior que se denominó: “Amnesia digital en el trabajo”. En este caso, Kaspersky Lab demostró que los dispositivos digitales pueden tener un impacto negativo en los niveles de concentración. Por ejemplo, se halló que el escribir notas en dispositivos digitales en el transcurso de una junta bajaba los niveles de entendimiento de lo que pasaba en dicha junta.

Referencias: Business Standards 

Enlaces Patrocinados
Comentarios