Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

La Asociación de Internet.MX presentó un estudio de Banca Electrónica que incluye datos obtenidos del último trimestre de 2016.

El objetivo principal de éste es definir el perfil de los usuarios que utilizan la banca en línea en México, pues factores como la confianza, percepción de seguridad, costos de servicios e información sobre los beneficios de las plataformas, entran en juego.

Sergio Carrera Riva Palacio, Vicepresidente de Investigación de Mercados de la Asoaciación, mencionó lo siguiente:

“Las cifras nos indican un alto grado de satisfacción en los servicios de banca electrónica y una amplia aceptación de este canal entre quienes lo han usado. Sin embargo, vemos desafíos: estimular el uso de la banca móvil, con crecimiento mayor que en la PC, lo que es una oportunidad para la banca de generar más servicios financieros y más completos para que el usuario tenga la confianza de acceder a su banco en cualquier momento y lugar.”

El estudio resaltó que las personas menores de 35 años, denominados como “generación millennial”, fueron las que dominaron el uso de smartphones para acceder a los servicios bancarios.

De igual manera, la investigación demostró que el hogar es el lugar físico preferido para monitorear servicios bancarios con un 64 por ciento de usuarios, mientras que el 19 por ciento lo hace desde el trabajo y el 16 por ciento ingresa desde cualquier sitio a través de un dispositivo móvil.

Los usuarios mostraron preocupación en cuanto a la percepción de seguridad, algo que se vio reflejado en el uso predominante de las PC junto al acceso preferentemente doméstico. Por obvias razones, los millennial hacen uso más intensivo de la banca digital que los otros segmentos de la población.

Algo que llama la atención del estudio es que a pesar de que los movimientos bancarios se realicen en su mayoría en línea, la mayoría prefiere llevar a cabo procedimientos físicos en caso de querer resolver algún problema. El 45 por ciento prefiere hacerlo por teléfono, el 42 por ciento acudir a una sucursal y el 13 por ciento en línea, a través de chats o sitios web.

Los servicios bancarios no están adaptados completamente al uso de dispositivos móviles, pues aún hay sitios obsoletos que carecen de eficacia, pero independientemente de eso, los usuarios tienen una gran satisfacción para realizar transacciones u operaciones bancarias.

Los usuarios tienen una cultura de banca en línea bastante bien establecida, pues la mayoría sabe que no deben revelar códigos de acceso, no dejar visibles sus contraseñas y no responder correos con datos personales.

Sin embargo, el estudio arrojó que es muy distinta la consciencia en los riesgos sobre el malware que se transmite en correos electrónicos, al abrir imágenes y vínculos (apenas el 61 por ciento indicó que no lo hace), así como en la conexión en sitios públicos y la instalación de aplicaciones desconocidas (68 por ciento en ambas).

Por otra parte, la investigación también indagó en los motivos por los cuales algunos individuos deciden no usar la banca electrónica. El 44 por ciento prefiere acudir a la sucursal, el 35 por ciento lo considera difícil de usar y el 34 por ciento requiere de mayor información sobre la banca en línea.

Millennials prefieren trabajar entre amigos: estudio de LinkedIn

Además, un 32 por ciento considera que la banca electrónica es insegura y el 35 por ciento aseguró que utilizaría los servicios si las comisiones fueran menores.

El estudio fue basado en una muestra de 2,015 personas a través de correo electrónico. La encuesta se compuso de 30 a 35 preguntas, y tomó alrededor de 15 minutos responderla.

Referencia: Comunicado Asociación Internet.MX

Desde la Red…
Comentarios