Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Cuando compramos un teléfono móvil con un operador es común que venga con ciertos bloqueos para que no utilicemos el mismo con otra compañía de telecomunicaciones distinta a la que nos lo vendió. Pero esto ha cambiado en los últimos meses. Esta práctica de bloqueo corresponde al modelo de negocio utilizado por los operadores para promover la penetración móvil mediante un subsidio a los equipos y aumentar la cantidad de teléfonos disponibles en la población con los beneficios que esto conlleva, es decir, estaríamos en posibilidad de llamar a una mayor cantidad de personas a su celular.

Este modelo de negocio es el equivalente al de los rastrillos con navajas reemplazables o las impresoras con cartuchos desechables en los que el rastrillo o la impresora resulta relativamente barato, pero los repuestos representan las utilidades para las empresas. Ahora, ¿qué pasa si queremos utilizar nuestro dispositivo con otra compañía o, incluso, si viajamos a otro país y queremos utilizar un SIM o chip local?

Anteriormente resultaba imposible para el usuario de a pie ya que requería de conocimientos muy técnicos para desbloquear los aparatos y solo en algunos lugares, aprovechando la línea gris entre la legalidad e ilegalidad, se podía pagar por desbloquear los dispositivos, sin contar que la garantía quedaba violada al realizar esta liberación. Fue hasta que un grupo plural de asociaciones y empresas relacionadas con el sector de las comunicaciones en México impulsó la Norma Oficial Mexicana NOM-184-SCFI-2012, la cual define reglas claras para el desbloqueo móvil, y fue publicada el 24 de agosto de 2012 con una efectiva aplicación 60 días después, a finales de octubre. Bajo esta norma, los teléfonos comprados bajo la modalidad prepago deberán estar desbloqueados para su uso en cualquier otra red mientras que los aparatos adquiridos bajo la modalidad pospago deberán esperar al término de su contrato para solicitar la liberación sin costo del mismo.

En caso de que el teléfono haya sido comprado antes de la entrada en vigor de esta norma, se deberá acreditar que está completamente pagado el dispositivo con la factura correspondiente y solicitar por escrito el desbloqueo en un centro de atención de tu operador local. Aunque ojo, aún el desbloquear un teléfono antes de que termine tu contrato es ilegal. Es relevante mencionar que no es técnicamente factible utilizar cualquier teléfono en cualquier red mundial. Por ejemplo, un teléfono con Push-to-Talk (radio trunking) bajo la tecnología iDEN no puede ser utilizado en una red GSM o cualquiera de sus evoluciones, ni con operadores que utilicen redes CDMA.

Son cuestiones técnicas pero básicamente hay 3 tipos de tecnologías móviles con sus distintas evoluciones: GSM (utiliza SIM o chip, la más utilizada a nivel mundial), CDMA (utilizado principalmente en Estados Unidos y en México por Iusacell) y iDEN (radiocomunicación vía trunking utilizado por Nextel). Lo anterior sirva para aclarar que el desbloqueo solamente hará funcionar a los dispositivos con un operador cuya tecnología sea la misma de la compañía donde lo compró. Para desbloquear tu teléfono debes ir con la operadora telefónica que te provee el servicio y si quisieras conservar tu número tienes que tramitar la portabilidad numérica.

El desbloqueo de dispositivos es un elemento más para la sana competencia en el sector al reducir las barreras para cambiarnos de compañía a una que nos brinde servicios de mayor calidad y a mejor precio. En esto de la competencia aún estamos en pañales, por eso hay que seguir exigiendo que se cumplan las normas y nos den realmente los servicios que estamos pagando. Si tienes alguna experiencia con el desbloqueo de celulares me encantaría leerla en los comentarios.

Participa en nuestra encuesta:
Desde la Red…
Comentarios