telefono satelitalEl día de ayer no sólo fue “la caída” de WhatsApp sino también la del líder del cártel de Sinaloa, Joaquín El Chapo Guzmán, el narcotraficante más buscado en el mundo, quien fue arrestado en Mazatlán por elementos de la Marina, en colaboración de Estados Unidos. ¿La causa? un teléfono satelital.

La noticia de su captura – llegaron a ofrecer hasta 96 millones de pesos como recompensa- fue trending topic en Twitter y no tardó mucho tiempo para que surgieran las bromas en redes sociales que indicaron que esto fue porque “no le llegaron a tiempo los mensajes de WhatsApp”. Por supuesto, era falso. Sin embargo, según el periódico Reforma, lo que parece resultar verídico es que su captura fue a causa de un teléfono satelital.

¿Qué es un teléfono satelital?

Los teléfonos satélites son más conocidos para usarse en desastres naturales y operaciones militares pues su precio es muy elevado. Su diseño es similar a los walkie-talkies o celulares de los 90, su peso varía (hay modelos que llegan a pesar hasta medio kilogramo) y sirven para hacer llamadas telefónicas y enviar SMS cortos. A diferencia de un celular, se pueden encriptar por cuestiones de seguridad.

¿Cómo funciona?

A diferencia de los teléfonos celulares que usan torres celulares para enviar la señal, éstos la envían a través de los satélites que están en órbita, cerca de la Tierra. La llamada se hace como un teléfono normal, con la marcación al número que se quiere llamar. El equipo busca el satélite más cercano, una vez que lo encuentra el satélite busca otro equipo receptor, puede ser un teléfono “normal” o uno satelital.

¿Cuánto cuestan?

El precio es similar al de un teléfono inteligente, entre 1,000 y 1,200 dólares. También existen operadoras telefónicas como BlueCosmo, SkyTerra e Inmarsat que tienen planes de prepago para usar los dispositivos (a veces llegan a costar lo mismo que el dispositivo).

Si son tan seguros, ¿cómo es que atraparon a El Chapo?

Según el periódico Proceso la captura del narcotraficante fue por dos razones: “uno de los integrantes de la célula de El 19 llevaba en uno de sus celulares el número, que según dijo, era el de Guzmán Loera. El otro fue el aviso de un informante a la DEA quien afirmó que el capo se reuniría con El Mayo Zambada el pasado fin de semana.

El número correspondía a un teléfono satelital, lo que implicaba un obstáculo para la PGR y la Armada. Sin embargo, la DEA proporcionó geolocalizadores de última generación que rastrearon el aparato. Inicialmente el teléfono satelital no fue ubicado ya que estaba apagado. El lunes 17 el aparato fue encendido y salió una llamada de Guzmán Loera pidiendo ayuda para huir de Culiacán donde permanecía escondido en un túnel”.

Referencias: Reforma, Proceso, HowStuffWorks, Iridium, CNN México

 

Enlaces Patrocinados
Comentarios