Hace ya tres meses, BlackBerry hizo oficial su salida como fabricante de teléfonos móviles, sin embargo, dejó muy en claro que la marca seguiría existiendo; incluso dió por hecho que llegarían más teléfonos con el nombre y logotipo de la compañía pero fabricados por un tercero, que en este caso se trata de la empresa china de hardware TCL.

El día de hoy, TCL y BlackBerry han firmado un acuerdo que da a la corporación con sede en china los derechos de diseño, venta, fabricación y atención a clientes de la marca BlackBerry a nivel global, mientras que la compañía canadiense sólo tendrá en su poder las divisiones de fabricación de chip, software y servicios.

Este acuerdo de carácter global no aplicará en  los países de Nepal, Bangladesh, Sri Lanka, India e Indonesia, debido a que BlackBerry ya tenía un acuerdo de licencias firmado con otros fabricantes para la India e Indonesia que se encargarán de los países donde TCL no pueda operar.

Este movimiento le da el poder a TCL de ser uno de los fabricantes de teléfonos más grandes del planeta, ya que cuenta con los derechos de fabricación de Alcatel One Touch, Palm y BlackBerry.

TCL, quien fuera el creador de los últimos dos módelos de BlackBerry con Android, el DTEK 50 y DTEK 60, tiene como objetivo posicionar a la marca BlackBerry de nuevo en los reflectores de los usuarios, lanzando dispositivos con buenas prestaciones, precios competitivos y un buen servicio de atención a cliente.

Lo único que está por verse es si la empresa china apostará por diseños nuevos y atrevidos, o seguirá lanzando al mercado una copia de los modelos que también fabrica para Alcatel One Touch, como fue el caso del DTEK 50.

Referencia: The Verge, Bloomberg

Enlaces Patrocinados
Comentarios